Navidad. O ‘Crismas’, cómo prefieran. Una época universal – o casi – que es tan amada cómo odiada. Unas fechas repletas de momentos familiares, reencuentros con amigos, cenas y almuerzos y consumismo hasta el extremo (por desgracia). Por supuesto, el séptimo arte siempre ha sabido sacar partido a estas fechas, y nos han brindado grandes cintas (entretenidas hasta decir basta) ambientadas en estos días de Papás Noeles, Reyes Magos, uvas, renos y derivados. Y nosotros os dejamos una breve lista con unas cuántas ideales para disfrutar en estas dos semanas (más o menos).

Les recomiendo un buen sofá – o cama – una manta bien abrigada, una taza de chocolate/cacao caliente (o lo que más les plazca) y si ya tienen la mejor compañía – lo de chimenea y que nieve fuera es un cliché – mejor que mejor. Y es que un servidor no se imagina disfrutando de una de estas cintas en pleno Agosto……

¡Ah! Y Feliz Navidad =)

1. Love Actually: encantadora, romántica, divertida, adorable, navideña, tierna, emotiva…..y así hasta mil adjetivos para calificar a una de las cintas de estas fiestas por derecho propio. En 2003, el realizador británico Richard Curtis nos brindaba esta joyita dividida en varias historias que empiezan un mes antes del 25 de Diciembre, para darnos un colofón final el día del nacimiento de Jesucristo. Imposible no enamorarse de alguna de ellas – me quedo con el romance portugués de Colin Firth y, en menor medida, el de un entonces desconocido Martin Freeman – de ahí su éxito mundial (impagable Bill Nighy). Un dato curioso: las escenas que abren y cierran la cinta en un aeropuerto son reales.

[youtube]http://youtu.be/_-aMV2xXdps[/youtube]

2. Solo en casa: en 1990 una comedia se convertía en el taquillazo sorpresa del año cuando un niño se queda solo en plenas Navidades debido al «despiste» de su familia al marcharse de viaje. Los dos torpes ladrones que roban casas en esas fechas cuando sus dueños no están, no contaban con un Macaulay Culkin que logró ser el hijo que toda madre querría (y cómo acabó luego el pipiolo….). No hay Navidad sin la película de Chris Columbus en televisión. Contó con varias secuelas, aunque sólo la segunda tuvo al mismo reparto y equipo al frente, una cinta algo inferior desarrollada en pleno Nueva York (aunque las trampas finales en ambas siguen siendo desternillantes).

[youtube]http://youtu.be/K475zojYgnE[/youtube]

3.¡Qué bello es vivir!: alguna de las cintas que aquí comentamos – y otras que nos dejamos seguro – no habrían existido de no habernos dado James Stewart en 1946 una lección de humildad y amor, en el clásico de Frank Capra. Una especie de hijo no reconocido del famoso Cuento de Navidad de Dickens – el poder ver situaciones alternativas en tu vida – que ha encandilado a los espectadores durante décadas. Y que levante la mano el que no ha derramado alguna que otra lágrima en el MARAVILLOSO final de esta obra maestra.

JAMES STEWARTAnnex - Stewart, James (It's a Wonderful Life)_NRFPT_07.jpg

4. Family Man: y ya que hablamos de situaciones paralelas en tu vida, Nicolas Cage descubrió en esta cinta del año 2000 lo que habría sido su vida de no haber dejado a su novia de siempre para convertirse en un «tiburón» de Wall Street (y despertar una mañana de Navidad rodeado de pañales en lugar de trajes). El tema de un ángel que nos visita en estas fechas funciona, la moraleja y la lección moral a personas que acaban descubriendo que la felicidad siempre estuvo delante de sus narices (y con un final ejemplar).

peliculas.1035.IMAGEN4

5. Polar Express: ya que estamos en una etapa sobre todo familiar, Robert Zemeckis (Regreso al Futuro) nos dejó en el 2004 su primera cinta animada – en su larga etapa apartado de la realización «real» – con esta película para todos aquellos no creyentes en Papa Noel (el famoso Santa Claus americano, gordo, rojo y barbudo ya que ellos no tienen a los Reyes Magos) en un viaje en tren inolvidable con Tom Hanks al frente (en varios personajes). Aunque la cinta pierde fuelle cuando llegan a su destino – una especie de cumbayá infantil – su primera hora de metraje es de obligada visión para los más pequeños de la casa.

[youtube]http://youtu.be/-bpZTz3_A70[/youtube]

6. Gremlins: ¿recuerdan en los 80 cuando muchas cintas venían precedidas de un Steven Spielberg presenta? Gracias a ello, Joe Dante nos dejó otro clásico en 1984 (¡¡qué año!!) sobre unas criaturas con las que había que tener mucho cuidado, todo ello ambientado en uno de esos pueblitos cinematográficos adorables nevado hasta las trancas. Una cinta que, a pesar de estrenarse en pleno Verano (¡qué coñ…!!), logra una combinación ideal de humor (negro en ocasiones) y diversión para todos, bien fabricado precisamente en la imaginación de Chris Columbus (el cual, curiosamente, puso en esta cinta y en ambas de Solo en casa un trozo de…..¡Qué bello es vivir!). Contó con una muy inferior secuela, más centrada en el humor absurdo de las criaturas transformadas (y en Nueva York, cómo la secuela de las cintas de Culkin).

[youtube]http://youtu.be/KBaCHull47I[/youtube]

7. Los fantasmas atacan al jefe:  antes les nombraba el clásico literario de Dickens Cuento de Navidad, una historia que ha inspirado muchas cintas basadas en la misma (con ciertas libertades) así como historias con un cierto tufillo a la inmortal obra publicada por primera vez en Diciembre de 1843. Pues Bill Murray se convirtió en 1988 en un moderno Evenezer Scrooge que recibe la visita de 3 fantasmas – pasado, presente y futuro – para abrirle los ojos ante lo que tiene y que podría perder. Hay muchas, muchísimas adaptaciones del relato de Dickens (desde Los teleñecos en cuento de navidad, pasando por Los fantamas de mis ex novias o el Cuento de Navidad animado de precisamente Robert Zemeckis), pero ver a Murray en pleno apogeo ochentero cantarse un villancico y animar a los Estados Unidos en peso a amarse y quererse en paz no tiene precio…….

[youtube]http://youtu.be/3kX6rf9uw7w?list=PLE7DDC7019E25742E[/youtube]

8. The Holiday (Vacaciones): decir Nancy Myers es sinónimo de empalague emocional/cómico. La veterana escritora – y directora en ocasiones – provocó un intercambio de viviendas entre Cameron Díaz y Kate Winslet por Navidades para superar sus recientes desengaños amorosos. Como recompensa, la muy pija Díaz se iba a vivir a una idílica casita de campiña inglesa y se enamoraba (cómo no) del hermano de la Winslet en pantalla, un Jude Law tan súper ideal que la cinta parecía ciencia ficción con su presencia. A cambio, Winslet tenía como compañero de suspiros a un Jack Black controlado de sus habituales histrionismos. Y cómo Black no daba para mucho, a Winslet también la apoyaba un magistral Eli Wallach en una de sus últimas apariciones en la gran pantalla antes de dejarnos el pasado verano.

The_Holiday_Vacaciones-375715329-large

9. ¡Socorro! Ya es Navidad: otro cómico en auge en los ochenta era el genial Chevy Chase, gracias en gran parte a su «saga» nunca reconocida de la familia Griswold (cuatro entregas con Chase y Beverly D’Angelo siendo los únicos en repetir en todas las entregas, y una quinta en pleno rodaje centrada en sus hijos adultos para este 2015). En esta ocasión, el bueno de Clark planea unas Navidades por todo lo alto rodeado de toda la familia, no sin los habituales desastres que provoca a su alrededor (problemas con el encendido navideño entre otros). Una cinta muy aplaudida por la crítica y repetida casi cada año en televisión – al menos en Estados Unidos – de la que destacamos la presencia de un precoz Johnny Galecki como el hijo de Chase (hoy famoso gracias a su Leonard Hofstadter de Big Bang) y la escena del utesinlio de Clark para deslizarse más rápido por la nieve……

[youtube]http://youtu.be/bSdm_eA1Css?list=PL01CCD9726B3D670A[/youtube]

10. Un padre en apuros: en los 90 Schwarzenegger era el puto amo. Tenía libre elección para hacer lo que quisiera. De ahí que alternase entre el cine de acción y la comedia (o combinase ambos con desastrosos resultados cómo El último gran héroe). La desesperada búsqueda de un padre del juguete de moda para su hijo, con el que no tiene casi relación – un mocoso mimado que luego sería Anakin Skywalker – el mismo día de Nochebuena, son la base de esta comedia familiar en la que el Chuache nos brinda sus limitadas facciones cuando no tiene una pistola encima (¿se lo imaginan entrando a saco a por el muñeco repartiendo sobremesa?). Un repelente vecino, una mujer de revista y un contrincante de chiste (ese semi cómico llamado Sinbad) son la base de una cinta que mola cuando Arnie se reencuentra con James Belushi, o tiene que enfundarse unas mallas ridículas no, lo siguiente.

Bershka_un-padre-en-apuros

11. El Grinch: a nosotros no tanto, pero el machango verde anti navideño por excelencia es un clásico norteamericano, por lo que una adaptación a la gran pantalla era cuestión de tiempo. Un Ron Howard pre-Oscar puso al cómico de moda en el 2000, Jim Carrey, el rostro avinagrado de este personajillo que tiene alguna que otra salida de tono curiosa y en la que Carrey desfila a sus anchas a lo largo del metraje. Eso sí, viendo a los detestables habitantes de Villa Quien no me extraña nada, de nada que el actor de La Máscara quisiera joderles las fiestas a base de bien……Como dato curioso, la niñita de aspecto angelical protagonista interpretada por Taylor Momsen – y vista posteriormente en la serie Gossip Girl – es hoy la vocalista del grupo de rock The Pretty Reckless (y si ven algún video, cómo ha cambiado el cuento…..).

[youtube]http://youtu.be/c8m6M4RV8p0?list=PLBDE7C75872A165D1[/youtube]

12. Frozen: el reino del hielo. Hace un año Disney convirtió a esta cinta animada en una de las más taquilleras de toda su historia y, a pesar del tiempo pasado, la fiebre helada sigue patente en los más pequeños de la casa. Una animación impecable, canciones de esas que se acaban aprendiendo – Let it go ganó el Oscar a la mejor canción – y unos personajes como antaño vimos en clásicos del tipo La Sirenita o Aladdin, han convertido a este reino de hielo en una cinta ya obligada para estas fechas. Y es que aunque Olaf quiera vivir el verano, mejor sentirla en estos días de turrón y villancicos.

[youtube]http://youtu.be/wvgdihOkTvg[/youtube]

13. Batman vuelve: posiblemente la cinta del caballero oscuro menos recordada, ya que todos siempre tenemos en mente o a) Jack Nicholson y su Joker, b) el circo horribilis de las dos cintas de Schumacher y c) el batman con voz ronca de Nolan en su trilogía. Pero ojo a la secuela de Burton más oscura que nunca, con una navidad tenebrosa y unos Danny DeVito y Michelle Pfeiffer impecables en sus personajes. Desde la batalla de Batman con los «payasos» del pingüino, pasando por la transformación de Selina Kyle/Pfeiffer en Catwoman hasta el epílogo, esta secuela que bien podría ser El imperio contraataca de la saga Batman – al menos de la primera – hacen que su visionado con árbol de navidad sea más que recomendable.

01

14. Eduardo manostijeras: y de Burton a Burton (sin tirar porque me toca). Precisamente entre ambos Batman, el bueno de Tim regresó a su cine más gótico con esta fábula diseñada para Tom Cruise pero que el actor dejó de lado para lucirse en Nacido el 4 de Julio (amén de una nominación al Oscar y de ahorrarse el maquillaje y look que luce el protagonista). Un Johnny Depp por entonces famoso por la serie Nuevos policías (o 21 jump street, adaptada al cine aquí cómo Infiltrados en clase e Infiltrados en la universidad) se convirtió en el Edward de la historia que queda huérfano de un inventor – el último papel en pantalla del magistral Vincent Price – e inacabado, y es adoptado por un familia de un pueblito muy «burtoniano» (= Bitelchus o Big Eyes). Su breve idilio con la entonces famosilla Winona Ryder nos sirvió para entender por qué nieva en Navidad……..

63012730

15. Memoria letal: se lo que dirán. Qué pinta para acabar la lista una cinta del malogrado Renny Harlin (ole ese Deep Blue Sea) con la por entonces su esposa Geena Davis de mediados de los 90, convertida en heroína de acción tras el mega fracaso de La isla de las cabezas cortadas (rodada un año antes que esta). Pero es que entre tanta cinta animada, moralejas, comedias, romance, fantasía y empalaguismo vario, pues me apetecía poner algo de acción simplona y efectiva. Y punto. Y la cinta de Harlin con sus defectos – y muchos – tiene su punto por ver a la Davis en plan madafaka repartiendo polvorones al ritmo de Jingle Bells y acompañada por un Samuel L.Jackson picaresco y torpe pre machote Nick Furia o sable laser jedi en mano. Aunque otra de tiros navideña, aunque no lo parezca, es el primer Arma Letal de Gibson y Glover (lo que pasa que en Los Angeles frío y nieve cómo que mucho no).

[youtube]http://youtu.be/WdxnlmbaMQU[/youtube]