En 1954 los estudios de Walt Disney – en pleno apogeo – lograban uno de sus mayores éxitos de crítica y público con la adaptación libre de la famosa novela del escritor Julio Verne ‘20.000 leguas de Viaje Submarino’. Considerada hoy en día todo un clásico del género de aventuras familiar (se suavizó con respecto a la obra de Verne para hacerla más apta) la película narra la historia del Capitán Nemo y su creación, el Nautilus, un submarino que a finales del siglo XIX aterroriza los mares con continuos ataques, los cuales se creen que son causados por alguna bestia de origen marino. El profesor Aronnax, su consejero y ayudante Conseil y un marinero llamado Ned Lang llegarán de manera fortuita a la nave, viviendo todo tipo de aventuras y peligros con el misterioso Capitán.

Con unos impagables James Mason como Nemo, Paul Lukas en la piel de Aronnax y un inolvidable Kirk Douglas como el caradura Ned Lang, la cinta fue un hito en los efectos especiales, y en la retina de muchos está grabado el ataque del calamar gigante de las profundidades a la nave. Tras varios años de marear el proyecto, parece que finalmente David Fincher (Seven) llevará adelante todo un sueño de su infancia: rodar una nueva versión de la novela de Verne.

Resulta curioso que un realizador de la talla de Fincher se ponga detrás de un proyecto de tal envergadura, y ahora según publica Variety, el estudio del ratón Mickey le dará en 3 meses la respuesta final al director de El Club de la Lucha sobre si recibe luz verde o no. Parece que en la casa del Tío Walt andan con la mosca detrás de la oreja tras sus últimas partidas presupuestarias algo desorbitadas, como fueron el caso de Tron: Legacy (que recaudó mucho, pero no lo que ellos esperaban), John Carter (el mayor fracaso en su historia) y la próxima El Llanero Solitario (la cual se redujo su presupuesto inicial para luego…….acabar siendo prácticamente el mismo).

Parece que todo anda por muy buen camino, sobre todo teniendo en cuenta que Fincher le ha propuesto a su amigo y actor Brad Pitt el papel de Ned Lang (imposible resistirse a un mito como Kirk Douglas) y el papel del Capitán Nemo será para ‘una estrella de categoría A’ (vayan apostando por Morgan Freeman tras rumorearse en sus comienzos a Will Smith, algo joven para el veterano Nemo). Andrew Kevin Walker ultima los detalles de un guion cuya rescritura comenzó en Noviembre de 2011.

‘Fincher está ansioso por dirigir y Pitt está completamente comprometido con el proyecto’ puntualiza Jeff Sneider  de Variety en su cuenta de Twitter, a pesar de que ni Disney ni el representante de Pitt se han pronunciado al respecto.

Seguiremos informado desde las profundidades.