La revista Empire es una de las más prestigiosas y leídas en el mundo del celuloide. Sus publicaciones semanales son seguidas por miles de lectores en todo el mundo – incluído un servidor – y mantienen al día en todo lo que acontece alrededor del Séptimo Arte. Sin embargo, son sus reportajes lo que personalmente más valoro, particularmente las retrospectivas a cintas que siempre estarán en nuestros recuerdos. Buena muestra de ello son las 30 fotografías de detrás de los bastidores que han seleccionado y que hoy comparto con vosotros. Posiblemente se echarán en falta muchas cintas (hablamos de 30), pero creo que tenemos para todos los gustos.

Destacar que entre las 30 hay 4 de Spielberg, 2 de Coppola – con Brando en ambas, imaginen ya que de que películas hablo – 3 con Robert De Niro, 3 de Star Wars y nombres ilustres como Tarantino, Cameron, Scorsese, Kubrick, Ridley Scott y Hitchcock entre otros (tiquen en ellas para verlas en mejor calidad).

1. Alien, el Octavo pasajero (1979): H. R. Giger y un miembro del equipo dando los retoques finales al conocido Space Jockey. La Fox estuvo a punto de suprimir dicha escena del montaje final, argumentando que era muy extensa y no aportaba nada a la trama. El director, Ridley Scott, no estaba de acuerdo. Adivinen quien se salió con la suya……

2. Ben-Hur (1959): una de las escenas más grandes y espectaculares jamás filmadas fue la carrera de cuádrigas que acontece en la cinta. Los estudios Cineccita de Roma fueron el escenario elegido para que 42 cámaras, 18 réplicas de los carros y 78 caballos llevaran a cabo durante 5 semanas una proeza hasta entonces no vista en pantalla. La presión del rodaje fue tal, que el productor de la misma Sam Zimbalist falleció de un ataque al corazón a los 54 años en la misma Roma (no pudo recoger uno de los 11 Oscars con los que fue premiada).

3. Dos hombres y un destino (1969): Paul Newman y Robert Redford fueron los malogrados Butch Cassidy y The Sundance kid en esta cinta dirigida por George Roy Hill (que los volvería a dirigir 4 años más tarde en la magistral El Golpe). Aquí la famosa pareja de actores junto a Katharine Ross en una pausa del rodaje en Mexico.

4. Casablanca (1942): el clásico de Warner fue rodado en orden cronológico por Michael Curtiz, aquí dando órdenes a la famosa pareja  Bogart – Bergman en una de las últimas escenas de la misma, en Agosto de 1942 en plena Segunda Guerra Mundial (marco del film).

5. E.T. (1982): Spielberg filmó este clásico instantáneo al igual que Curtiz en la nombrada anteriormente, de manera cronológica para que así los jóvenes protagonistas crecieran de manera emocional con sus personajes, y supieran dónde lo habían dejado el día anterior a una nueva toma (en la foto dando instrucciones al protagonista Henry Thomas, el conocido Elliott).

6. El Padrino (1972): Francis Ford Coppola logró una de las mejores películas de todos los tiempos con este retrato de una Familia de italianos afincados en el Estados Unidos de comienzos del Siglo XX  metidos en asuntos mafiosos. Marlon Brando ganó un merecidísimo Oscar por su interpretación del cabeza de familia, Don Vito Corleone, y cuyos hijos eran Al Pacino, John Cazale y James Caan.  Brando contaba con 47 años durante el rodaje, por lo que se le aplicaron prótesis faciales para que aparentara ser un hombre en el ocaso de su larga vida. Y es que la familia siempre es lo más importante……

7. Lo que el viento se llevó (1939): el director Victor Fleming y el productor David O. Selznick junto a la pareja protagonista Clark Gable y Vivien Leigh que inmortalizaron a los archiconocidos Rhett Butler y Scarlett O’Hara. En la foto los cuatro en una pausa durante el rodaje en la lujosa mansión que poseía O’Hara (Gable no tiene aspecto de que «le importe un bledo» el devenir de la cinta).

8. Uno de los Nuestros (1990): la peligrosa y lujosa vida del mafioso Henry Hill fue llevada al cine por el neoyorquino Martin Scorsese, con un reparto encabezado por Robert De Niro, Ray Liotta (que hacía de Hill) y el oscarizado Joe Pesci. Posiblemente, la mejor cinta sobre la mafia de la Historia (con permiso de la comentada El Padrino). La escena de la foto con Liotta, Scorsese y De Niro fue la partida de cartas que juegan y que tiene un triste desenlace (por los nervios de Pesci). Gran parte de ella, fue fruto de la improvisación del trío protagonista.

9. Heat (1995): el gran atractivo de esta cinta dirigida por Michael Mann era ver juntos en la gran pantalla a los míticos Robert De Niro y Al Pacino (que curiosamente ya compartieron cinta en El Padrino II, pero no pantalla ya que De Niro interpretaba al padre de Pacino en sus años mozos). Hubo todo tipo de rumores durante el rodaje: que no se soportaban, que manipulaban el guion al antojo de sus personajes, que la famosa escena del cara a cara en la cafetería la rodaron por separado para ni verse…..Bueno, pues la foto demuestra que si tuvo lugar (concretamente en la mesa 71 del restaurante de Kate Mantilini en Wilshire Boulevard, Los Angeles).

10. Alta Sociedad (1956): la Princesa Grace Kelly en su última aparición en la pantalla antes de dedicarse a sus labores diplomáticas tras casarse con el Príncipe Rainiero el mismo año del estreno de la cinta (juntos hasta su fatídica muerte en un accidente de coche en 1982 a los 52 años). En la imagen vemos a Kelly junto al famoso saxofonista Louis Armstrong – que se interpretaba a sí mismo en la cinta – durante una pausa del rodaje.

11. Indiana Jones y la Última Cruzada (1989): menudo trío. Steven Spielberg, Harrison Ford y Sean Connery (justo tras haber ganado su Oscar por Los Intocables de Elliott Ness) conversan durante el rodaje en nuestro país, concretamente en Almería (toda la persecución del tanque transcurre ahí, para luego filmar el clímax en Jordania). Como todos saben, Connery hacía del padre de Ford en la cinta a pesar de que sólo le lleva 12 años.

12. Tiburón (1975): Robert Shaw y Bruce. Así llamaron el equipo de la película con Spielberg a la cabeza al famoso escualo que tantos problemas dio durante el rodaje del mismo (realmente no era uno, sino tres monstruos mecánicos uno de los cuales se empleaba únicamente para las tomas submarinas), y que permanecía oculto para que el público no lo viera hasta la proyección de la misma (recordar que durante la primera hora de metraje no le vemos ni el hocico, y sus ataques fueron filmados con una precisión y realismo milimétricos). En la imagen Shaw descansando entre las tomas dónde su personaje Quint termina donde todos ya sabemos……..

13. El Profesional (León) (1994): la cinta que catapultó al estrellato a su director francés Luc Besson y al protagonista de misma nacionalidad Jean Renó. La historia de un asesino sin escrúpulos que adopta a una joven huérfana (la revelación de la película, Natalie Portman) tras morir sus padres en una redada policial. En la imagen vemos a Besson junto a Renó dando las últimas órdenes a una Portman que contaba con 11 años de edad durante el rodaje, y que a pesar de su corta edad no tuvo reparos en manejar una Beretta como podemos comprobar (según Besson, su temprana edad era el gancho emocional para la audiencia).

14. Los Siete Magníficos (1960): todo un clásico del Oeste con un reparto de lujo de la época. Precisamente, los 7 justicieros del título dedicaban sus horas libres a lo que pueden ver en la fotografía: partidas de poker (Yul Brynner, Eli Wallach, Charles Bronson, Brad Dexter, Robert Vaughn, James Coburn y Steve McQueen). Precisamente McQueen  – a la izquierda – y Brynner – el calvo del centro – no se llevaban nada bien, de ahí que ni se sentaran cerca durante las partidas. Años más tarde hicieron las paces, justo antes de que a McQueen muriera de cáncer de pulmón a los 50 años.

15. Matrix (1999): la cinta de los hermanos Watchowski – ahora hermano y hermana – que marcó un antes y un después en el cine moderno. El ya conocido como ‘bullet time’, o esas secuencias en las que todo se ralentizaba mientras los disparos surcaban el aire a cámara lenta, tuvo su largo proceso de rodaje como se puede comprobar en la aparatosa secuencia de la batalla final entre Keanu Reeves (Neo) y el Señor Smith (Hugo Weaving). Al final, el Señor Anderson comenzó a creer que podía…..

16. Psicosis (1960): a pesar de que ya contaba con una larga filmografía a sus espaldas, todo el mundo recuerda al director Alfred Hitchcock por la película que contenía el asesinato en la ducha más famoso de todos los tiempos, imitado hasta la saciedad, y jamás igualado (un ejemplo de maestría y de terror). Hitchcok daba las últimas indicaciones a Janet Leigh antes de que su personaje sucumba a la locura del psicópata. En el momento de la verdad, el agua con el que se bañaba Leigh bajó de temperatura bruscamente lo que logró que el grito de la actriz fuera todavía más realista.

17. Toro Salvaje (1980): a pesar de ser relativamente «reciente», el director Martin Scorsese quiso que su biográfica película tuviera el color y el tono de las cintas antiguas para darle un aspecto más crudo a la historia real del boxeador italoamericano Jake LaMotta. La cinta que le valió un Oscar al mejor Actor a Robert De Niro por su brutal interpretación del púgil, está considerada una de las mejores películas deportivas de toda la Historia. Ello ayudó que el consejero de De Niro para el estilo de lucha durante los duros combates fuera el mismísimo LaMotta (como vemos juntos en la fotografía).

18. El Silencio de los Corderos (1991): quid procuo Clarice. Anthony Hopkins lograba el Oscar al mejor Actor por su aterradora interpretación del Doctor Hannibal Lecter, alias ‘El Canibal’, a pesar de que su presencia total en pantalla no supera los 40 minutos (eso sí, menudas apariciones). El director Jonathan Demme – atando a Hopkins en la imagen – quería inicialmente a Sean Connery para el papel, pero se decantó por Hopkins tras verlo en El Hombre Elefante. Hopkins se mostró extrañado, ya que su papel en dicha cinta como el Doctor Treves era un buen hombre. Demme fue contundente: ‘Lecter también lo es, solo que está atrapado en un mente enferma’.

19. La Guerra de las Galaxias (1977): la película por la que nadie daba un duro en la época. George Lucas lograba con esta aventura galáctica iniciar un fenómeno que, más de 30 años después, figura entre los que más tienen fans en todo el mundo. Parece que incluso el novato Lucas se dejaba llevar por los consejos de los más veteranos del reparto – Alec Guinness y Peter Cushing – debido a su poca experiencia cinematográfica. Aquí lo vemos en medio del veterano Cushing, y en frente la Princesa Leia (Carrie Fisher) y el villano Darth Vader (un David Prowse sin la icónica máscara, y que no solo no le veríamos jamás sino que ni le escucharíamos ya que la voz de Vader la ponía el genial James Earl Jones).

20. El Imperio Contraataca (1980): la que es considerada por muchos como la mejor de toda la saga (me incluyo en dicho pack). Oscura, madura, inesperada, intensa…….Lucas dejó las riendas a Irvin Kershner tras ver su película Ojos, todo un regalo para el realizador, ya que todos recordarán que uno de los momentos cumbres de la saga (y de la historia del Cine claramente) tiene lugar al final del conocido como Episodio V. El villano Vader con un papel más importante en la secuela recibe un cariñoso gesto de Kershner en la foto.

21. Star Wars Episodio I: La amenaza fantasma (1999): 16 años después del cierre de la trilogía, Lucas decidió contarnos que llevó a un niño llamado Anakin Skywalker a convertirse en el malvado Darth Vader con esta nueva trilogía que terminaría en 2005. Precisamente este capítulo es el más flojo de toda la saga, y la presencia de Liam Nesson y Ewan McGregor son lo mejor de la función. Su batalla final con el sith Darth Moul – con la precisa partitura de John Williams – figura entre las mejores peleas con sables laser de todas las películas. En la foto vemos el desenlace de la misma, con Maul cayendo al falso foso y un malherido Nesson en un lado del escenario.

22. Apocalypse Now (1979): Brando volvería a estar bajo las órdenes de Coppola en esta arriesgada visión de la Guerra de Vietnam, y lo que dicho conflicto ocasionaba en los combatientes americanos a nivel emocional y psicológico. El propio Brando reconoció que tenía el texto un «poco» apartado – se negó a leer la novela de Joseph Conrad ‘El corazón de las Tinieblas’ en la que se basó la película – dejando gran parte de la interpretación del Coronel Walter E. Kutz en manos de la improvisación. Y mal no le salió la jugada.

23. Pulp Fiction (1994): Tarantino rescató a Travolta del casi olvido dándole el papel de Vincent Vega en la que fué su lanzamiento a la liga de las grandes estrellas (se llevó el Oscar por el mejor Guion original), e incluso logró que el protagonista de Grease lograse una nominación como mejor Actor. Sin embargo Travolta nunca fue la primera opción del realizador: Michael Madsen declinó el rol ya que prefirió decantarse por algo más «comercial» en Wyatt Earp, como el hermano de Kevin Costner. Curiosamente, Madsen interpretó en el debut de Tarantino, Reservoir Dogs dos años atrás, al Señor Rubio, el que era el hermano en la ficción del nombrado Vega (vaya un porvenir para dicha familia).

24. Terminator 2: El Juicio Final (1991):  parece que Cameron y el «Chuache» tuvieron muchos momentos como el que vemos en la fotografía durante el rodaje de la secuela sobre el ciborg envíado a proteger a John Connor (en la primera entrega a liquidar a su madre antes de que estuviera embarazada del mismo). Y si que eran distendidas y apacibles dichas pausas, ya que su filmación tuvo lugar durante 186 días entre Los Angeles y Nuevo México (Cameron tiene fama de alargar mucho, mucho los rodajes como le ocurrió con Titanic).

25. El Caballero Oscuro (2008): la segunda entrega de las aventuras de Batman bajo el punto de vista del británico Christopher Nolan – recién finalizada la trilogía – nos dejaba este impresionante cara a cara entre el justiciero de Gotham (Christian Bale) y un anarquista Joker (Heath Ledger), rodada en Verano del 2007 en Londres (fue la primera escena que rodaba Ledger en la película). Aparte de la magnitud de la película, esta imagen es especial debido a la prematura muerte de Ledger 6 meses antes del estreno de la misma (y que le valió un Oscar póstumo como Mejor Actor Secundario).

26. Blade Runner (1982): Ridley Scott lleva una última década rodando sin parar, pero posiblemente muchos le recordarán siempre por ser el creador del primer Alien – ver primera foto – y este Blade Runner que fracasó estrepitosamente en su momento, adquiriendo la condición de película de culto con el paso de los años. Lo que es de sobras conocido fue la mala relación que se estableció entre Scott y su principal estrella, un Harrison Ford a caballo entre Star Wars e Indiana Jones, y que ambos acabaron reconociendo (juntos en la foto). Ford dijo que tuvieron ciertas discrepancias, pero Scott fue más contundente calificando al protagonista de Juego de Patriotas como un ‘auténtico coñazo’.

27. ¿Qué fue de Baby Jane? (1962): si hay algo por lo que será recordada esta gran película es por el duelo interpretativo entre sus 2 protagonistas principales: Joan Crawford y Bette Davis. El realizador Robert Aldrich llegó a reconocer que lo más adecuado sería decir que ambas se detestaban, pero que su comportamiento delante y detrás de las cámaras era tan profesional como ejemplar (no por ello se irían juntas a cenar). En la foto vemos a ambas actrices ensayando el macabro clímax en la playa de Westward, Malibú.

28. El Resplandor (1980): la muy libre adaptación de la novela de Stephen King por parte de Kubrick (el propio King ha comentado en alguna ocasión que durante el rodaje, era tal la implicación de Kubrick que lo llamaba a altas horas de la madrugada preguntándole si creía en Dios). A pesar de que el realizador de La Naranja Mecánica llevó a límites insospechados a la pareja protagonista formada por Jack Nicholson y Shelley Duvall – realmente quería agotarlos mentalmente – si fue muy protector con el niño que hacía de hijo de estos, Danny Lloyd de 6 años (al que vemos en la foto abrazado fraternalmente por el director). El grado de cuidado era tal, que el joven intérprete no supo hasta años más tarde que estaba rodando una cinta de terror (y no sobre un muchacho que va de vacaciones y monta en triciclo).

29. Con faldas y a lo loco (1959): el realizador Billy Wilder junto a los protagonistas «masculinos» (saben a lo que me refiero) Tony Curtis y Jack Lemmon (que repetirían juntos en la divertidísima La Carrera del Siglo, pero como rivales). A pesar de que Lemmon trabajaría con Wilder en seis ocasiones más tras esta película, nunca fue la primera opción para el papel por parte del director (en cambio Curtis si estuvo desde el principio). Frank Sinatra y Mitzi Gaynor fueron los seleccionados para los papeles que finalmente interpretaron Lemmon y Marylin Monroe respectivamente.

30. La Lista de Schindler (1993): otra cinta rodada en blanco y negro a pesar de ser moderna. Spielberg lo hizo por una sencilla razón: la crudeza del genocidio durante la Segunda Guerra Mundial tenía que ser vista de manera tan realista, que pareciera un documental de la época. Ello le vino de perlas para que en algunas secuencias, pudiéramos ver a una niña con un traje de color rojo que si tenía dicha tonalidad (todo tiene su explicación en la dureza de la cinta para los que recuerdan dicho personaje). Spielberg mantenía a la joven Olivia Dabrowska alejada de lo que rodaba, y como recuerda la actriz: ‘hablábamos de mi casa, de perros y de E.T.’