Las alarmas de Koldo (Karra Elejalde) entran en Defcon-3 tras enterarse de que su hija Amaia (Clara Lago), tras romper con Rafa (Dani Rovira), se ha enamorado de un catalán (Berto Romero). Ante tal “sacrilegio”, se aventura a cruzar la frontera de Euskadi y poner rumbo a Sevilla para convencer a Rafa de que deben viajar a Cataluña para rescatarla, al precio que sea, de los brazos del joven y su entorno (Rosa María Sardá y Belén Cuesta).

En plena etapa de futuribles premiadas, la secuela de la cinta más taquillera del cine Español – y segunda de todos los tiempos tras la, de momento, imbatible Avatar de Cameron – llega en pleno Noviembre y sin armar mucho ruido (se rodó el pasado Verano), quizás entrando de puntillas esperando al menos lograr un buen resultado en taquilla (dudo mucho que al menos se acerque a la recaudación de la primera entrega). Y es que, con contadas excepciones – léase la trilogía de El Señor de los Anillos – cuando una película sorprende, sus secuelas tienden a repetir la misma fórmula pero multiplicada por 1000 (¿recuerdan Matrix?).

Mismo cuarteto, mismo director y guionistas e incorporaciones de lujo – Romero, Cuesta y Sardá – para este 20 de Noviembre (provocando que la última entrega de Los Juegos del Hambre nos llegue una semana más tarde……..mejor prevenir que curar).

[youtube]https://youtu.be/ebyALRLNdpA[/youtube]

8 apellidos catalanes