Nobby (Sacha Baron Cohen) y Sebastian (Mark Strong) son dos hermanos adoptados de niños por diferentes familias. Sin embargo, ambos hermanos llevan separados 28 años. Nobby, el hermano mayor, es un loco hooligan que vive con su bella mujer y sus nueve hijos en la ciudad de Grimsby y decide ir en busca de Sebastian. Lo que Nobby no sabe es que su hermano pequeño es uno de los mejores agentes del servicio secreto británico, el MI6 y está metido en una operación para salvar al mundo. En ese momento, Sebastian, en fuga por una acusación errónea, se da cuenta de que su loco hermano es la única esperanza que le queda para salvar al mundo.

Aunque no se suele dejar ver con asiduidad por la gran pantalla, el humorista/guionista británico Sacha Baron Cohen siempre lleva la polémica con sus estrenos (o creaciones mejor dicho). Y aunque le hemos visto sobradas dotes como cantante (Sweeney Todd, Los miserables), las cuales siempre le han situado en primera línea para un biopic sobre la leyenda inglesa de la música Freddy Mercury, de momento el actor nos deja sus dotes cómicas cada cierto tiempo. El realizador Louis Leterrier (Ahora me ves) nos traerá su última locura, una parodia del cine de espías de acción con una clara alusión: James Bond (aprovecho para recomendarles Kingsman, una de las joyas del pasado año que pasó ciertamente desapercibida).

Acompañado de Penélope Cruz – que también estrena entre nosotros en nada Zoolander 2 – Rebel Wilson (Dolor y dinero), Isla Fisher (Ahora me ves) e Ian McShane (que repite con Cruz tras Piratas del Caribe: En mareas misteriosas), el próximo 26 de Febrero comprobaremos si este Grimsby – título original de la cinta por cierto – levanta tanta polvareda como los Ali G, Borat, Brüno o Dictadores de turno de Cohen.

[youtube]https://youtu.be/jq0Eh6t0teY[/youtube]

Agnte contrainteligente