Todos conocemos la película. Todos habremos cantado en alguna ocasión una de sus muchas canciones. Y todos, sobre todo cuando éramos más enanos, deseamos tenerla como nuestra niñera particular. Mary Poppins es un clásico de Disney, una joya del cine que sigue cautivando en cada pase tanto a mayores como a pequeños. Pero lo que (casi) nadie sabe fue el duro y largo proceso que pasó para que fuese una realidad. Walt Disney (con rostro de Tom Hanks) tardó 14 años en convencer a la autora del libro en que se basa la película, P.L. Travers (Emma Thompson) , de que su estudio era el idóneo para llevarla adelante. Con lo que Disney no contaba era con encontrarse con una persona muy reacia a que su obra llegue al cine, ya que el Mr. Banks de la misma está inspirado en los recuerdos de su padre (Colin Farrell) cuando esta era una niña.

Una gran premisa para una cinta navideña Disney que dirige John Lee Hancock (responsable de The Blind Side por la que Sandra Bullock ganó su Oscar) y que promete diversión para toda la familia a la par que un recital de interpretación a cargo de la pareja Hanks – Thompson (esta última con una más que segura nominación al Oscar bajo el brazo, mientras que Hanks suena más fuerte por su Capitán Philips).

Volveremos a repetir ‘Supercalifragilisticoexpialidoso’ a partir del próximo 31 de Enero.

[youtube]http://youtu.be/UjFHLBoPWog[/youtube]

al-encuentro-de-mr-banks