La tripulación de la nave Covenant llega a un planeta remoto en el punto más alejado de la galaxia. Allí descubren que, en lo que creían que era un deshabitado paraíso, vive el sintético David (Michael Fassbender), un androide que fue el único superviviente de la desafortunada expedición Prometheus. Lo que ocurrió y lo que queda por venir, desencadenará un terror del que muy pocos podrán escapar vivos…..

Ridley Scott es a Alien lo que James Cameron a Avatar: solo se van a dedicar a realizar esas películas. Ala. Y se quedan tan panchos. Mientras Cameron nos «prometió» 3 secuelas – y la segunda, que debería llegar en 2018 ya ha dicho que no lo hará – ahora Scott se viene arriba y nos anuncia hasta ¡¡4 cintas más!! del xenomorfo, todas ellas suponemos precuelas de su Alien, el octavo pasajero (cuya mejor entrega de la saga sigue siendo, de momento, Aliens precisamente de Cameron). Así que tras «perder» al realizador de Terminator 2 Mentiras arriesgadas por bichos azules, ahora nos quedaremos sin el realizador de Marte Robin Hood – sí, adoro el Hood de Scott con Crowe – por otra criatura espacial.

Su Alien Covenant nos da un último vistazo previo a su estreno este 12 de Mayo, una semana antes que en Estados Unidos y 3 meses antes del inicial en Agosto (se ve que sus pases previos han entusiasmado a los de Fox, al igual que ocurrió con la cinta de Matt Damon de Scott). Eso sí, se confirma su calificación R. Y es que después del éxito con Deadpool, parece ser que los estudios se han dado cuenta que una censura extrema no implica éxito de taquilla (y si no, miren la reciente Logan). El morbo vende.

[youtube]https://youtu.be/zM_8SvQXBso[/youtube]