Rumbo a un remoto planeta en el lado lejano de la galaxia, la tripulación de la nave colonial Covenant descubre lo que ellos piensan que es un paraíso desconocido, pero en realidad es un mundo oscuro y peligroso cuyo único habitante es el «sintético» David (Michael Fassbender), único sobreviviente de la condenada expedición Prometheus…

Hay algo en lo que todo el mundo – o casi todo – coincide: Aliens de James Cameron es la mejor entrega de la criatura alienígena hasta la fecha (incluso hoy en día sigue siendo una gozada de cabo a rabo). Eso no le quita mérito a su cinta previa, la terrorífica Alien, el octavo pasajero con la que Ridley Scott sentó cátedra (aunque su protagonista Sigourney Weaver estuviera nominada al Oscar a la mejor actriz por la cinta de Cameron……ahí es nada, siendo una cinta de acción). Lo que ha venido luego mejor olvidarlo, tanto en sus aventuras en solitario cómo en las que se le junto con otra criatura que muy pronto regresará a la gran pantalla: Depredador. Y aunque Prometheus no fue lo esperado hace 4 años, su secuela llega y parece que lo hace directa al grano: sangre, gritos y balas de por medio.

Repite Fassbender, junto a Noomi Rapace y Guy Pearce (estos dos últimos en cameos posiblemente) junto a las incorporaciones de Demián Bichir, Danny McBride, Katherine Waterston, Billy Crudup y ¡¡James Franco!! (¿lo qué?). Su estreno: 19 de Mayo (y muchas expectativas por Fox para adelantar su estreno, antes en pleno Verano).

[youtube]https://youtu.be/xrfS9Y3JvRA[/youtube]