Épica historia de Judah Ben-Hur (Jack Huston), un príncipe falsamente acusado de traición por su hermano adoptivo Messala (Toby Kebbell), tribuno del ejército romano. Despojado de su título, separado de su familia y de la mujer a la que ama, Judah tiene que vivir como un esclavo.  Después de varios años en el mar, Judah regresa a su tierra en busca de venganza, pero encuentra la redención.

¿Se imaginan a Martin Scorsese rodando Solo en casa con su buen amigo Pesci? ¿O a Quentin Tarantino alguna comedia de Adam Sandler? Pues eso mismo pensé yo cuando supe que el realizador ruso Timur Bekmambetov – un experto en cine visual muy exagerado, cómo se comprobó en Wanted o Abraham Lincoln: cazador de vampiros – nos devolvía en pleno Siglo XXI una de las historias más épicas y grandiosas jamás contadas, la de la oscarizada Ben-Hur (ganadora de 11 premios de la Academia, incluido Mejor Actor para Charlon Heston, luego igualada en premios por Titanic y El señor de los anillos: el retorno del Rey). Veremos en que queda la cosa con unos interesantes Huston (que en nada estrena entre nosotros Orgullo + Prejuicio + Zombies) y Kebell,  acompañados por Rodrigo Santoro (300) y Morgan Freeman (este se apunta a un bombardeo).

El 2 de Septiembre volverán las famosas carreras de cuadrigas, tras pasar previamente por Estados Unidos (12 de Agosto, lo que nos indica el carácter blockbuster de la propuesta).

[youtube]https://youtu.be/wXMCme-ZyIY[/youtube]

ben_hur_ver2_xlg

Ben Hur