Basada en la historia real de la pintora Margaret Keane (Amy Adams), cuyas creaciones en las que aparecían niños con grandes ojos se convirtieron en uno de los primeros éxitos de arte masivo durante los años 50. El drama cuenta el despertar personal de Keane al inicio del movimiento feminista, que la llevó a presentar una demanda contra su marido Walter (Christoph Waltz), el cual reclamaba la autoría de sus obras.

Burton vuelve a lo grande. Y por grande les hablo del Big del título, el cual nos recuerda a una cinta suya de hace 11 años en la que el título nos hacía referencia a algo de gran tamaño: el pez de Big Fish, y la que es, para un servidor, su mejor película junto a Ed Wood. Precisamente el aclamado realizador nos trae otro estreno navideño – cómo fue la cinta protagonizada por Ewan McGregor – y otro relato basado en hechos reales – su única hasta la fecha fue la nombrada de hace 20 con Johnny Depp en la piel del peor director de la historia del cine – para mayor lucimiento de su pareja protagonista, unos Waltz y Adams que seguramente nos darán otro recitar interpretativo y con más de una presumible nominación al Oscar.

Todo ello con el sello Burtoniano, teniendo en cuenta la trama de la cinta y que los cuadros de la autora, parecen salidos de lo más recóndito de la ¿perturbada? mente del creador de Bitelchus o Frankenweenie. Eso sí, se la juega con su fecha de estreno: 25 de Diciembre (¿cinta familiar?).

[dailymotion]http://www.dailymotion.com/video/x28jt9x_big-eyes-trailer-en-espanol-hd_shortfilms#from=embediframe[/dailymotion]

big_eyes