Después de romper con Mark Darcy (Colin Firth), la idea que Bridget Jones (Renée Zellweger) se había hecho de «serán felices y comerán perdices» no fue del todo como había imaginado. Con los cuarenta recién cumplidos y soltera de nuevo, decide centrarse en su trabajo como productora de noticias y rodearse de viejos y nuevos amigos. Por una vez en su vida, Bridget parece tenerlo todo bajo control, nada puede torcerse, ¿o sí? Su vida amorosa toma una nueva dirección cuando conoce a un elegante estadounidense llamado Jack (Patrick Dempsey), un galán que tiene todo lo que no tiene el Sr. Darcy. Descubre que está embarazada, pero no sabe a ciencia cierta quién es el padre.

Doce años después de su última «aventura», el desastroso personaje (muy británico) salido de la pluma de Helen Fielding – que firma el guion de ésta – regresa con lo único que le quedaba por vivir: la maternidad. Y aunque el galán de Hugh Grant cede su sitio al no menos deseado Dempsey, la pareja Firth-Zellweger posiblemente hará las delicias de los/as seguidores/as de una Jones que la actriz de Jerry Maguire (muy desaparecida en los últimos años) hizo suyo como pocos (y por el que estuvo nominada al Oscar).

Repite después de la primera entrega tras las cámaras Sharon Maguire, y su primer tráiler nos devuelve a Zellweger en más forma que nunca para este 16 de Septiembre, muy bien arropada por los veteranos Jim Broadbent y Emma Thompson entre otros.

[youtube]https://youtu.be/j9JhYYLqpQ4[/youtube]

bridget_joness_baby_xlg