Cachondeo y más cachondeo. Eso es lo que se respira en el ambiente de muchos rodajes, y más si tenemos en cuenta que sus protagonistas son poseedores de un humor un tanto peculiar (no siempre gusta a todos) para hacer más amenas ciertas jornadas de rodaje. Ni sus compañeros de rodaje, directores o miembros de su familia se libran de las bromas pesadas que gastan, entre otros, George Clooney, Mel Gibson o Johnny Depp.

Aquí os dejo una lista con el Top 10, así como algunas de sus más conocidas fechorías:Cast of "Ocean's 13" Hand and Footprint Ceremony at Grauman's Chinese Theatre

1. George Clooney: el número uno. Sin discusión. Si unimos las palabras broma y Hollywood el resultado será siempre el mismo: Clooney y siempre Clooney. Si encima en el plató de rodaje está su amigo del alma Brad Pitt, el nivel de puñeterías se eleva todavía más si cabe. Entre las múltiples colaboraciones de ambos destacamos la que tuvo lugar durante el rodaje de Ocena’s Twelve cuando George colocó una pegatina en el coche de Brad que ponía ‘micropene a bordo’. Otro blanco de sus bromas es su antiguo compañero de piso y también actor Richard Kind: en sus comienzos, George le regaló a Kind un cuadro firmado por él y asegurándole que siendo su debut en la pintura tendría un valor incalculable con el paso de los años. Dicha obra de arte la encontró Clooney en la basura.

clooney

2. Brad Pitt: otro que no se queda muy atrás es el marido de Angelina Jolie. Juntarlo con Clooney es como poner Mentos en una botella de Coca-Cola. A Brad se le atribuyen los rumores – que todavian siguen en pie – sobre la supuesta homosexualidad de Clooney, y todo por una entrevista en una publicación italiana en la que Pitt soltó la perla ‘Angelina y yo nos casaremos solo cuando George pueda casarse con su novio’. En otra ocasión, en una cena en México con el realizador David Fincher (El Club de la Lucha), Brad pagó a un grupo de policías de élite para que escenificaran una falsa redada en el lugar, con el blanco final de arrestar al propio Fincher. Cuando David se enteró de la jugarreta de Pitt, ni el propio actor caracterizado como Tyler Durden se habría librado de una buena tunda…..

pitt-laugh

3. Mel Gibson: antes de que el alcohol, sus problemas con mujeres o líos con la Santa Iglesia le pasasen factura al protagonista de Arma Letal, el actor tenía una ostentosa reputación como bromista de los grandes. Que se lo digan a sus compañeras de reparto. En Eternamente Joven Gibson persiguió a Jamie Lee Curtis disfrazado de Michael Myers (como recuerdo por el protagonismo de Curtis en La noche de Halloween) mientras que Julia Roberts lo pasó algo peor en el rodaje de Conspiración recibiendo ratas disecadas bien envueltas en un paquete con lacito y todo. Sin embargo Gibson encontró su talón de Aquiles en Maverick con Jodie Foster, gran amiga personal del actor, y cuando Gibson le cambió el guion a la actriz por otro con frases completamente distintas Foster se tomó su  tiempo para devolvérsela: en 1996 un Gibson cargado de Oscars por Braveheart tuvo que aguantar toda la noche a un gaitero escocés siguiéndole contratado por la actriz. Eso es una buena venganza en un plato muy, muy frío.

Golden-Globes-2013-The-Best-of-the-Awards-Show-in-GIFs

4. Johnny Depp: salimos del Top 3, y aunque Depp está algo alejado de estos maestros tampoco se queda muy atrás en cuestiones de cachondeos a costa de otros. Su blanco principal es Penélope Cruz, y durante el rodaje de ambos en Blow Depp solía llevar encima una bolsa de esas con aire artificial que emulan a la perfección el sonido de una ventosidad (un pedo vamos) para hacerla sonar justo en medio de las escenas románticas. La cosa no queda ahí, y cuando volvieron a coincidir en Piratas del Caribe: en mareas misteriosas un caracterizado Jack Sparrow – que ya de por sí incita a la risa – se dedicaba a soltar chistes y hacer payasadas en los momentos más intensos para desconcentrar a Cruz. Ah, y por supuesto llevó la bolsita de pedos para que Pe la recordase de nuevo.

tumblr_ljyysgjba41qhq8a3o1_500

5. Leslie Nielsen: aunque sus comienzos fueron destinados a un cine más serio e incluso gozando de cierta galantería en su juventud – recordar que su fama como cómico le vino con casi 60 años – el simpático actor gozaba de una merecida fama como bromista en sus círculos más íntimos, la cual le vino que ni pintada a su amigo y realizador Jerry Zucker para explotarla en la gran pantalla (desde Aterriza como puedas a Agárralo como puedas). A Nielsen le gustaban como a Depp las pedorretas, haciéndolas sonar en ascensores repletos o en medio de una entrevista. Su sentido del humor no le abandonó ni cuando falleció en 2010, ya que en el epitafio de su tumba pone ‘Let’er RIP’ un juego de palabras con la expresión ‘rip a fart’ (tirarse un pedo) y el clásico ‘Requiescat In Pace’. Junto a su tumba hay un banco con un frase grabada que el actor quiso dejar como consejo a los aspirantes a actor: siéntate siempre que puedas.

naked-gun-star-leslie-nielsen-843881050

5843366430_a268b706a0_z

6. Matt Damon: la reputación de Damon – un buen aprendiz de Clooney y Pitt durante el rodaje de la saga Ocean’s Eleven  los cuales se las hicieron pasar canutas al pobre de Matt – le viene sobre todo a la hora de escoger el blanco de sus bromas. Y el más famoso fue el mismísimo Jack Nicholson (ole tus huevos). Durante una visita al Hospital para una operación de sus glándulas salivares, Nicholson se topó con dos enfermeros (irreconocibles con mascarilla) que le advirtieron de la necesidad de practicarle una rectoscopia (lo cual no especificaré que es, pero ya por el nombre el que no lo sepa que se haga una idea). Tras el trance que le provocó al actor de Mejor Imposible todo un disgusto y un mal trago, los enfermeros se quitaron las mascarillas para revelar sus rostros: eran Damon y Leonardo DiCaprio ajustando cuentas con el actor tras el rodaje de Infiltrados (Nicholson cuánto más edad, más puñetero se vuelve).

BS2BS617682

7. Simon Pegg: no tan conocido por muchos, el protagonista de Zombies Partys se tiene bien ganada su fama de humorista dentro y fuera de la pantalla. Hasta J.J. Abrams reconoció que sin su presencia, el rodaje de Star Trek: en la oscuridad habría sido de lo más aburrido que ha realizado. En el mismo, Pegg logró convencer a buena parte del equipo de rodaje de que necesitaba de una ‘crema anti neutrones‘ para trabajar en cierto plató, haciendo que se untasen de un potingue hidratante. Benedict Cumberbatch fue de los primeros en picar, por lo que Pegg uniendo fuerzas con Chris Pine decidieron abusar un poco más del protagonista de Sherlock: la broma vino en forma de documento legal que decía : «Yo, Benedict Cumberbacht, acepto la necesidad de llevar la crema anti-neutrones, y también acepto que me han gastado una broma y que soy idiota». El propio actor la leyó, y como buen caballero inglés lo firmó y envió al departamento de producción.

ant-man-simon-pegg

8. Paul Newman: otro que nos dejó su sentido del humor para el recuerdo. Muchos dicen que Clooney ha heredado mucho del protagonista de El color del dinero: su elegancia, su presencia y su saber estar delante y detrás de las cámaras. Y razones no les faltan. Bromas con un destinatario concreto y algo destructivas. En el caso de Newman, el realizador George Roy Hill, con el que coincidió en varias ocasiones (en clásicos como El Golpe o Dos Hombres y un destino). Durante el rodaje de El Castañazo Newman fingió ¡su propia muerte! en un accidente de coche – el actor era un adicto a las carreras – rematando la faena serrando en dos el coche del realizador. Por supuesto tras aclarar la broma, Newman le compró un vehículo nuevo.

newman

9. Sean William Scott: otro que es tan divertido delante como detrás de una cámara. Stifler (American Pie) haciéndoselas pasar canutas a McLovin (Christopher Mintz-Plasse en Supersalidos). En el rodaje de Mal ejemplo Scott no solo se conformó con avisar al personal de vestuario de que su compañero de reparto necesitaba de unos pantalones bien ajustados para ‘salir mejor en pantalla’, sino que encima llenó dichos pantalones de polvos pica-pica. Remató la jugada con un clásico: llenando los zapatos de la víctima con caca de perro.

seann-william-scott-guidance

10. Ashton Kutcher: hay actores que usan su peculiar sentido del humor para pasar los ratos muertos durante los rodajes (a costa de otras personas). Pero muy pocos lo han usado como fuente de ingresos, y uno de ellos es el ex de Demi Moore. El actor creó y dirigió un show de la MTV llamado Punk’d!en el cual muchas celebridades de Hollywood eran víctimas de bromas pesadas – en la mayoría perpretadas por amigos y/o familiares con Kutcher a la cabeza – con una cámara oculta. Una de las mejores fue la realizada al actor y cantante Justin Timberlake, haciéndole creer que era víctima de un embargo en su propia casa. El actor, al borde de las lágrimas, casi mata a Kutcher cuando lo vio aparecer.

ashton