El aspirante a músico Miguel se une al encantador y tramposo Héctor en un extraordinario viaje a través de la Tierra de los Muertos. Una de las tradiciones de su familia es la enigmática prohibición de estar en contacto con la música. Pero Miguel sueña con convertirse en un músico consumado como su ídolo, Ernesto de la Cruz. Miguel desea con todas sus fuerzas demostrar su talento y acaba en la impresionante y colorida Tierra de los Muertos tras una misteriosa cadena de acontecimientos. A lo largo del camino, conocerá a Héctor y juntos emprenderán un viaje extraordinario para desvelar la verdad que subyace en la historia familiar de Miguel.

Visto el primer avance de la – muy esperada por un servidor – Coco, muy mal se le tendría que dar este 2017 para que la cinta no acabe siendo la mejor, o al menos en el top 5 (con su correspondiente nominación al Oscar y recaudación millonaria). En verano que se «maten» los Rayo McQueen y Minions de turno (curiosamente se enfrentan dos cintas con su tercera entrega), que ya en Navidades – a nosotros el 1 de Diciembre – nos llega lo que de verdad importa, un Pixar volviendo a las historias originales y, todo hay que decirlo, arriesgando un poco.

Y sí, la cinta puede recordar y mucho a la maravillosa El Libro de la Vida si no fuera porque casi nadie se acuerda de esta cuando nos llegó hace un par de años. En fin, que desde que supe hace unos años que entre los próximos proyectos de Pixar se encontraban una cinta sobre nuestros sentimientos (sabrán a que joya me refiero) y otra de ‘El día de los muertos’ mexicano, no veía la hora de ver ambas……

[youtube]https://youtu.be/DOtdQd_wgjI[/youtube]