Comic-con. O aquella convención anual en la que los friquis de todo el mundo – americanos sobre todo – aprovechan para para gritar/babarse ante sus ídolos (iba a decir algo más ordinario) y para ir disfrazados de elfos o caballeros Jedi por la calle sin que nadie les diga nada, cosa que harán en su casa constantemente. Esta introducción no va con segundas intenciones, es más, me encanta la serie Big Bang Theory.

Lo digo porque dos de sus más asiduos visitantes son los directores que posiblemente más adoren esta legión de acérrimos seguidores: Peter Jackson (tras su Señor de los Anillos, aunque un servidor disfruta de lo lindo con Agárrame esos fantasmas) y Guillermo del Toro (Amén por Hellboy). Y este año tienen mucho que decir. El primero presentando la cinta que casi dirige el segundo – toma ironía – esa primera parte de El Hobbit de la cual ya hemos hablado en este blog, y de la cual quedará aun mucho ‘bacalao que vender’ hasta su estreno en Navidades. Y Del Toro con la esperada – y repleta de incógnitas – Pacific Rim, esta para el 2013.

De lo poco que sabemos de esta última es que nos encontramos en un futuro en que la humanidad emplea gigantescos robots de batalla para luchar contra monstruos marinos que atacan nuestra acomodada forma de vida. Pero cuando los más modernos no logren detenerlos, uno de los de primera generación será la última salvación contra nuestra raza, y solo unos pocos serán capaces de pilotarlo. Os dejo varios promocionale de ambas cintas.