Intento no tropezar en la misma piedra dos veces (aunque a veces uno le coge cariño). No repetir los mismos errores. Por eso cuando hace casi 4 años, una noche ya entrada la madrugada, terminaba de ver el nuevo Dreamworks llamado Cómo entrenar a tu Dragón no paré de repetirme a mí mismo lo estúpido que fui por dejar escapar la oportunidad de disfrutarla en una pantalla gigante. Pagaron justos por pecadores. Los Madagascar, Bee Movie y Spirit de turno eran suficientes platos rotos cómo para no confiar en dicho estudio (creía que Kung Fu-Panda era una mera excepción)………hasta ese momento.

Dreamworks demostró tener entonces Corazón.

explore_feat_mod1c

Corazón y la suficiente inteligencia para no dejar que sus cintas se conviertan en un cúmulo de chistes fáciles y bromas para los más pequeños. Claro que continúan haciendo cintas de tal corte – léase la insufrible Megamind – pero cuando quieren dar un paso más allá (y eso implica estar más cerca de su «rival» más directa, Pixar,la cual va para detrás) son capaces de deslumbrar al mundo entero con sus historias, encanto visual y diversión. Cómo entrenar a tu Dragón 2 no es una secuela más. No está realizada para vender marketing, para hacer taquilla – es más, no ha sido Número 1 en los «sabios» EEUU – o para el deleite de los enanos del hogar. Les hablo de un prodigio visual, de un complemento a su ya magistral primera entrega y la mejor cinta de animación de este 2014 – sin Pixar o nadie que sea competidor – y una de las mejores del año.

¿Me quieren llamar loco, flipado o niño pequeño? Entonces no sigan leyendo. Si están dispuestos a volar alto, muy alto entonces bienvenidos a Isla Mema.

Hogar de «mascotas». Y así empieza. Directa, concisa y repleta de buen humor. Se nota el cuidado y el mimo a la joya de la corona de la industria de animación que cumple ya 20 años (lo cual nos enseñan al comienzo de la cinta, y que en dos décadas solo tengan un par de cintas a destacar…..). El trono de la animación tiene un más que digno heredero – y si me apuran hasta lo ocupa en menos de lo que crean – y las aventuras aladas de Hiccup – más adorable y maduro de lo que conocimos – merecen ya un hueco en el alma de todo aquel que disfrute con los Dibujos animados como si tuviera aún cinco años.

how-to-train-your-dragon2-carousel03-20140613

Precisamente cinco años son los que pasan entre ambas cintas y se nota. En cada aspecto. La evolución de los personajes, el duro camino que separa la juventud de convertirte en adulto – lo que implica saber asumir responsabilidades – dan a esta secuela un pequeño salto de madurez, todo ello con una historia muy bien hilada y con espacio para todo. Para los pupilos de la casa (todas las secuencias que transcurren en el cielo) y para los más mayores  (todo lo acontecido con la familia del protagonista, el carisma de un villano oscuro y peligroso, la moraleja con los animales y/o criaturas de nuestro planeta….). Todo ello aderezo de un costoso y logrado diseño visual que despliega sus alas a la mínima oportunidad.

Una extensa especie. Los hay de todos los colores, gustos, tipos, personalidad……Son los dragones, los protagonistas en segundo plano de la película que dejan al espectador con la boca abierta cuando dan lo mejor de sí. Desde los grandes – pero grandes, MUY grandes – hasta los más novatos, todo ello sin olvidar a Desdentado, al que uno desearía adoptar desde el segundo cero. Dreamworks da una lección de imaginación y prodigio artístico en los alrededores de la Isla de nuestros protagonistas: la cueva (dónde habita ese personaje adorable, tierno y repleto de ternura del que no diré más) los parajes helados (con una de las batallas mejor filmadas en la animación actual) o el propio clímax final…….

HOW TO TRAIN YOUR DRAGON 2

Mención aparte merece la partitura de John Powell, sin la cual la película no tocaría la fibra en los momentos precisos o imprimiría acción y riesgo en las secuencias de peleas aéreas (hay planos de una apabullamiento visual desgarrador). Powell firma la música al compás del fuego y el aire de estos dragones, al mismo ritmo y velocidad que Hiccup y sus amigos usan con sus renovadas mascotas, con una composición adecuada para cada momento, en especial el baile del jefe vikingo y padre de Hiccup (muy bien acompañado por cierto), o el tema principal de la cinta basado en la primera entrega pero con las cuerdas vocales del cantante Jonsi………indispensable.

[youtube]http://youtu.be/HHOwYqxBbWU[/youtube]

how-to-train-your-dragon-2-cate-blanchett-feature

Con las nubes entre nuestras manos……….. en todo momento. Un ritmo que no decae, un humor justo sin abusar de lo absurdo (todo lo acontecido con el enamorimento de uno de los protagonistas), una belleza absorbente, una fábula tan bien narrada y cargada de profundidad como pocas, una joya que merece ser disfrutada más de una vez como plato fuerte de lo que ya se anuncia como una trilogía (qué pena que haya que esperar para volver a planear con Desdentado).

Han tardado veinte años en llegar a lo más alto. ¿Será este su techo cinematográfico? Lo que si está claro es que su entrenamiento está más que terminado. Es hora de disfrutar con la aventura.

Puntuación: 8,8/10.

Como entrenar a tu dragon 2