La opinión de: Matt McFly

Dejemos algo bien claro desde el principio: el Contraband de Wahlberg and friends NO es una cinta de acción. Haciendo un símil rápido con otras cintas del actor/productor, digamos que la primera media hora de Shooter contiene más tiroteos que la que ahora nos ocupa, e incluso The Italian Job en su totalidad también (y un humor del que el actor parece huir). Por eso la cinta no debería llevar a engaños si vemos su singular título: estamos ante una serie de personas que se dedican al contrabando – drogas, coches, cuadros, dinero falso – como forma de ganarse la vida, algo tan viejo como el Diablo y que apuesto lo que quieran a que en estos tiempos de (odiosa) crisis en los que estamos sumergidos más de uno lo lleva a cabo, incluso jugándose su vida  para mantener, en la mayoría de los casos, a unas familias desamparadas. Pues vaya por dónde que la productora Universal nos intenta colar que la cinta tiene tiros por doquier, y que en ella veremos al bueno de Mark pegar mamporros a los malos muy malos, salvar a la chica de turno, y que no le pillen trapicheando. Que la jugada les salga redonda, ya es otro cantar.

Por eso yo ya lo he avisado. La cinta bien podría definirse como un thriller encuadrado en el cine negro – muy lejos eso sí de obras maestras del mismo género como French Connection – en la que somos partícipes en todo momento de los procesos que realizan un grupo de personas presuntamente retiradas del ¿negocio? del contrabando y que, por motivos que no voy a desvelar, tienen que regresar al mismo en un peligroso encargo que les llevará hasta Panamá. Ahí transcurre gran parte del metraje de la cinta, a caballo con escenas en la ciudad natal de dichos personajes y las continuas amenazas que recibe la familia del líder de tal grupo, el propio Walhberg. Es entonces cuando asistimos a una galería de personajes que no podrían estar más estereotipados: Mark es el tipo duro y protector que sólo intenta ganarse la vida de manera legal, Kate Beckinsale su compungida esposa, Ben Foster el mejor amigo del primero metido en más de un lío y Giovanni Ribisi el mafioso que da origen a todo el conflicto (de ahí su aspecto, para dejarnos claro por si acaso, que estar tan tatuado implica ser muy malote).

¿Por qué caer en estos errores? Muy sencillo: porque este Contraband es un medio remake de una cinta islandesa con una cosa en común entre ambas, el director Baltasar Kormákur, protagonista de la original de 2008. El poder de Wahlberg en Hollywood ha sido suficiente para que, tras entusiasmarse con la original, llevar adelante este proyecto ambientado en tierras norteamericanas. Y en lugar de que Kormákur usara dicha oportunidad para dejar su sello particular en la cinta, filma esta de manera lineal, siguiendo paso a paso un guion que carece de garra y de factor sorpresa – y cuándo este parece llegar, se desvanece minutos más tarde – en la que las escasas escenas de acción – muy bien filmadas sea dicho de paso, con un sonido tan real que parece que estamos en pleno tiroteo – han sido empleadas para vender la cinta al público de manera errónea. Es una película hecha por y para Wahlberg, para su disfrute personal y en la que el actor junto al resto de actores parece poner su piloto automático de la interpretación para «desarrollar» unos personajes que ya les son muy familiares.

Queda muy claro que Mark no necesita de estas cintas para tener fama, como bien le pasa a muchos otros actores (léase Eddie Murphy en Un golpe de altura). El mejor ejemplo es que este mismo año le veremos en una comedia Ted demostrando sus dotes para la misma como ya se comprobó en Noche Loca, e incluso ese humor tan negro de macarrilla del que ya sacó partido Scorsese en la ejemplar Infiltrados (por la que Whalberg optó al Oscar). Estamos ante un remake carente de personalidad, pero con buenas dosis de tensión e incluso de intriga en determinados momentos. Nos tienen tan acostumbrados a esas películas de bueno mata a malo y salva a chica que esperamos en todo momento que eso sea lo que pase. Y ese realismo del que hace gala el realizador islandés puede ser su talón de Aquíles, no porque no tenga sus méritos, sino por la acumulación de películas de acción que tiene el espectador a sus espaldas, y que le harán asistir a esta con las mismas (y erróneas) expectativas.

Contraband cumple si hacemos caso a su título, y podrá defraudar por la campaña con la que se está promocionando. Pero de eso no tienen culpa ¿o quizás si? tanto su realizador como su estrella protagonista. Ellos quieren ofrecernos un relato sobre este sub-mundo en el que jugando bien tus cartas – y con las personas adecuadas – puedes sacar adelante a los tuyos. Es en los últimos 15 minutos cuando asistimos al clímax de un plan que ha parecido funcionar como los engranajes de un reloj suizo,  y con el que salimos de la sala con buen sabor de boca. Siguiendo tales consejos que les doy, podrán aprender un poco sobre este Contraband (o) particular.

Puntuación: 5,8/10

La opinión de: Jason Rider.

Comparto gran parte de lo que comenta mi compañero, con la publicidad que hemos podido ver acerca de esta producción nos dan una imagen bastante equivocada de lo que realmente nos vamos a encontrar en ella, y seguramente todo aquel que vaya con la idea de que va a ver tiros por doquier, persecuciones de coches espectaculares, y todo tipo de acción que puede verse en el trailer salga algo defraudado al no encontrarse nada de esto, exceptuando en unos momentos puntuales de la película, pero que no son el eje central de lo que veremos en la cinta.

La película en mi opinión no está mal, aunque es bastante lineal, se puede ir averiguando más o menos que va a ir pasando, aunque hay algunas cosillas que puedes no esperarte, pero no es hasta la última parte del film cuando realmente te empiezan a dejar descolocado y de ahí, como bien dice Matt McFly, te deja ese buen sabor de boca y sales con una sensación buena del cine, aunque si analizas bien la película que has visto empiezas a decir que quizás no merecía tanto verla en la gran pantalla.

A modo de conclusión decir lo siguiente, si vas a ir al cine a ver una película de acción, ahórrate el dinero de esta entrada porque vas a salir defraudado (seguramente) del cine, pero si sabes a lo que vas, que vas a ver una historia sobre el contrabando, con una pequeña parte de acción y centrada en las idas y venidas que puedes encontrarte en este negocio, con un toque de thriller, esta película te gustará, pero tampoco te esperes una obra maestra.

Puntuación: 6/10

Si quieres ver esta película te recomendamos verla en Multicines Tenerife 3D.