Jericho Stewart (Kevin Costner) es un peligroso e impredecible convicto que es usado cómo sujeto de experimento cuando la CIA le implanta los recuerdos, habilidades y secretos de uno de sus mejores agentes recién fallecido, Bill Pope (Ryan Reynolds), con el objetivo de que termine la misión que su mejor hombre no pudo finalizar.

Han tenido que pasar más de 16 años para que la pareja de guionistas de esa OBRA MAESTRA de los 90 llamada La Roca (amén) vuelva al ruedo tras la aburrida Doble traición (cuando Ashley Judd tuvo su tirón, acompañado de Tommy Lee Jones). El realizador de origen israelí Ariel Vromen nos trae a un Costner muy badass muy bien arropado por Reynolds (todavía más badass en Deadpool), Cal Gadot (en breve cómo Wonder Woman en Batman v Superman), Gary Oldman, Robert Davi, Michael Pitt, Tommy Lee Jones y nuestro Jordi Mollà.

Una premisa que recuerda, y mucho, a ciertas películas escritas por Luc Besson (Lucy, Transporter o Desde Paris con amor entre otras) y que supone una cinta de acción sin más pretensiones que entretener a la platea y que nos llegará este 22 de Abril.

[youtube]https://youtu.be/vHqfGGVqfXc[/youtube]

criminal_ver5