Basada en la verdadera historia de Ron Woodroof (Matthew McConaughey), un toxicómano y homófobo, al cual en 1986 se le diagnosticó el VIH en todo su cuerpo, y que solo contaba con treinta días de vida. Ron comenzó a tomar un medicamento denominado como AZT, la única droga legal disponible en los EE.UU, el cual le llevó al borde de la muerte.

Con la ayuda de su doctora Eva Saks (Jennifer Garner) y otro paciente, Rayon (Jared Leto), Ron creó el Dallas Buyers Club, el primero de docenas que se formaron alrededor de la ciudad, proporcionando a sus miembros pagar por estos medicamentos alternativos. Los Clubes fueron creciendo, en números y clientes, llamando la atención de las empresas de la FDA y las compañías farmacéuticas, las cuáles hicieron una campaña contra Ron.

Sumen hecho real más un actor que cambia drásticamente su apariencia física para adaptarse a una interpretación y ¡voilà! nominación al Oscar (casi) asegurada. ¿Recuerdan a Tom Hanks en Philadelphia que hasta entonces solo hacía comedias? ¿Charlize Theron en Monster? ¿Christian Bale en The Fighter? Sí, todos sus personajes existieron en la vida real. Pues a este club se suma ahora el siempre genial Matthew McConaughey – que en nada comienza rodaje de una de las cintas del 2014: el Interstellar de Christopher Nolan – el cual adelgazó 26 kilos para meterse en el pellejo de este enfermo de SIDA que luchó en una década en la que dicha enfermedad hacía estragos.

Sus primeros pases no han podido ser más positivos, y la actuación del protagonista de Tiempo de Matar es alabada allá por donde es exhibida. Es más, vayan apostando a una doble nominación del actor de confirmarse esta más una muy posible como Secundario en una de las cintas de finales de año, El lobo de Wall Street, la nueva colaboración Scorsese – DiCaprio. De momento esta que aquí presentamos se estrena el 1 de Noviembre y a nosotros, sin fecha confirmada.

[youtube]http://youtu.be/uVwOaqPp4lo[/youtube]

dallas_buyers_club_ver2

dallas_buyers_club