En los poco más de 4 años de vida de este blog – 3 si contamos el ‘lavado de cara’- solo hay dos cintas que, de momento, gozan con la puntuación más alta para nosotros (ese 10 sobre 10). Un pleno que han logrado por un lado este mismo año el último Mad Max (una locura visual terriblemente adictiva) y ese Mortadelo y Filemón animado del año pasado que dio rienda suelta al niño pequeño que llevo dentro. Puede que otras lo merecieran (Guardianes de la Galaxia, Skyfall y Super 8 por qué no), y otras merecieran menos…….Es la difícil elección a la hora de escribir sobre una cinta entre lo que nos dice la cabeza (aquello es correcto, lo otro no tanto) y el corazón (cuando una película te cala y evades sus defectillos).

Nos dejamos llevar por los sentimientos. Si nos divierte lo que vemos (Alegría), nos hace llorar (Tristeza), no nos gusta (Asco), nos hace estremecernos (Miedo) o nos molesta encarecidamente (Ira). Nunca les habíamos puesto cara, o voz. Pixar resuelve nuestras dudas.

Inside out es un viaje inolvidable, impagable desde el primer segundo, un disparo directo a lo más profundo de nuestro pensamiento (y corazón). Han vuelto……si es que alguna vez se marcharon.

Inside-Out

Voces en nuestra cabeza. Y muchas nos decían que la filial de Disney había perdido tirón, o más bien esa capacidad de contar historias de una manera que atrape a adultos y niños con la misma eficacia. Guiones que figuraban entre lo mejor de cada año, un abanico de ideas aplaudibles de principio a fin que, en los últimos años, se habían semi-olvidado en favor de precuelas/secuelas muy divertidas, sí, pero ausentes de corazón (su gran baza, su mejor carta). Brave fue una breve y fugaz excepción, una moraleja de padres e hijos y esa barrera llamada orgullo, pero nos quedaba la sensación de que se estaban quedando atrás, que Dreamworks podía comerles la tostada en cualquier momento……

Un año de ausencia, el pasado 2014, con ese Cómo entrenar a tu Dragón 2 alzándose como la mejor cinta animada del año (a pesar de que el Oscar lo ganó Big Hero 6) que ponía a Pixar en primera línea de fuego con su siguiente obra. Y llegó, la vimos (o más bien sentimos) y nos alegramos de habernos equivocado en pensar que ya no eran los que nos hicieron sonreír o llorar gracias a Up, Wall-E o Monstruos SA. Inside out no solo se pone a la misma altura de estas que he nombrado (demasiada casualidad que esté dirigida por Pete Doctor, encargado también de la casa con globos o de Mike y Sulley en su primera aventura) sino que se erige como una de las mejores películas de este 2015.

Disney•Pixar's "Inside Out" takes us to the most extraordinary location yet - inside the mind of Riley. Like all of us, Riley is guided by her emotions - Anger (voiced by Lewis Black), Disgust (voiced by Mindy Kaling), Joy (voiced by Amy Poehler), Fear (voiced by Bill Hader) and Sadness (voiced by Phyllis Smith). The emotions live in Headquarters, the control center inside Riley's mind, where they help advise her through everyday life. Directed by Pete Docter and produced by Jonas Rivera, "Inside Out" is in theaters June 19, 2015.

Disney•Pixar’s «Inside Out» takes us to the most extraordinary location yet – inside the mind of Riley. Like all of us, Riley is guided by her emotions – Anger (voiced by Lewis Black), Disgust (voiced by Mindy Kaling), Joy (voiced by Amy Poehler), Fear (voiced by Bill Hader) and Sadness (voiced by Phyllis Smith). The emotions live in Headquarters, the control center inside Riley’s mind, where they help advise her through everyday life. Directed by Pete Docter and produced by Jonas Rivera, «Inside Out» is in theaters June 19, 2015.

Es, sin atisbo a leer esto algún lejano día y tener una mínima pisca de arrepentimiento, un absoluto prodigio de la animación, del encanto, de la imaginación y de la madurez absoluta del mejor estudio animado de la historia del cine (que agusto me he quedado…..).

Tristeza. Es lo que sentí mientras la veía – en parte – y me daba cuenta de que me golpeaba en lo más hondo de mi infancia, y de haber pasado varios años sin volver a una sala de cine y que una cinta animada me hiciera SENTIR, estremecerme, reír a carcajadas y dar una lección de humildad, valor (¿sentimientos que sienten? ole tus….) y aventura (hay secuencias que merecen un Oscar por si mismas) como esta. Y es que, muchos de los momentos más alegres de nuestra vida vienen de un momento de tristeza……..

Asco. Al que muchos la perfilen como una película de dibujitos más, cuando estamos ante una cinta más de adultos que de niños (aunque a estos les divierta y haga reir), ya que sus momentos más íntimos solo podrán calarse en los que hemos pasado ya una infancia/juventud o somos padres. Desde los PRODIGIOSOS cinco protagonistas – en particular Alegría – pasando por Riley (ese duro paso de niño a adulto) y, en especial, Bing Bong (posiblemente uno de los mejores personajes que ha creado Pixar, tan divertido cómo emotivo) atrapan al espectador desde su primera aparición.

INSIDE-OUT-13

Ira. La que sentía en los primeros minutos de la cinta, ya que su tráiler ya me lo había mostrado «todo». Sigo pensando que los 10 primeros minutos de Up están entre los mejores comienzos en la historia del cine (toda un vida, imposible no derramar una sola lágrima), e Inside out arranca con calma, para luego decirnos ‘bien, AHORA empieza el verdadero viaje’. Secuencias como la conversación durante la cena – con los pensamientos de toda la familia – la visita a Sueño producciones (absolutamente prodigiosa), o el eterno Subconsciente (con una de las secuencias más tiernas jamás vista en un cine animado, tan madura y eficaz como semi-desgarradora) deben figurar ya entre Clásicos de Pixar, y sería de una injusticia tremenda que su guion – y la propia cinta – no figure en los próximos Oscars como finalistas…..eso si provocaría auténtica Ira (sin olvidar otra maravilla musical del compositor Michael Giacchino).

Miedo. Por no volver a vivir algo así con estos genios. El listón vuelve a estar por las nubes, pero….¿es su techo o todavía tienen más que decirnos/hacernos sentir?. A finales de año con El viaje de Arlo y el que viene con Buscando a Dory tendremos la respuesta…..

Alegría. Infinita, inagotable, cautivadora. La sonrisa es constante e, incluso, en aquellos momentos más duros sirven de preámbulo para la más sincera de nuestras carcajadas. Y es que durante el metraje me preguntaba dónde estaban esos momentos que harían sacar mis lágrimas (de risa o de tristeza) y que tanto había leído que daban……hasta que llegan. Los últimos 20 minutos de cinta demuestran la capacidad innata de este estudio para tocar nuestra fibra más profunda, a la par que al segundo estamos riendo como posesos (atención durante los títulos finales de crédito).

Inside_Out_Personality_Islands

El final de Wall-E, los ya nombrados 10 primeros minutos de Up, el plano final de Monstruos……Inside Out ya tiene su sitio de honor al lado de estas maravillas del séptimo arte que siguen dando muestras inagotables de madurez, imaginación (hay tanto, pero tanto que sobresale en esta genialidad que es necesario más de un visionado para quedarse con todos y cada uno de los matices) y corazón…….millas y millas de corazón.

Reirás. Llorarás. Recordarás. Disfrutarás.

En resumen: SENTIRÁS.

Puntuación:……………………………Obra Maestra.

Inside-Out-Poster-9-Del-Revés-España