He aquí una noticia para toda las fans (y digo las en femenino) que suspiran por sus huesos y emiten una sonrisa socarrona cada vez que le vemos enfundado en la piel del pirata Jack Sparrow en una galería de poses de lo más variopinta para el deleite de tales féminas. Si, mis queridas lectoras: parece que el actor puede andar libre y sin compromiso. La revista ‘Empire’ se hace eco de que tras 14 años de convivencia con su pareja y madre de 2 hijos, la actriz y cantante francesa Vanessa Paradis, parece que la pareja ya no convive bajo el mismo techo.

Depp de 48 años y Paradis de 39 llevan más de un año sin comparecer juntos en la alfombra roja de algún estreno o evento cinematográfico, lo que había disparado los rumores de tal separación. Durante años, la pareja vivió en Francia alejada del ajetreo de Hollywood – y los peligros que conlleva, y si no que se lo digan a Lindsey Lohan por ejemplo – pero en los últimos años por los continuos compromisos de la estrella norteamericana (desde el éxito en 2003 de la primera ‘Piratas del Caribe’ no ha parado) ambos se habían trasladado a la capital californiana. La revista publica que a pesar de seguir en la misma ciudad, ambos no se encuentran en la misma residencia.

El motivo, o motivos, de tal supuesta ruptura se encuentra en el poco tiempo que ha tenido la pareja para convivir, debido a la apretada agenda de Depp, que prácticamente empata un proyecto con otro y la mayoría en diferentes destinos de rodaje. Apunten este dato: en los últimos 6 años hemos visto a Depp en hasta 10 películas. Como en todo, hay malas lenguas que apuntan a alguna que otra juerguita del actor en compañías más que «agradables». Por su parte, Paradis, está más centrada en la moda y en ser la imagen de numerosas campañas publicitarias.

De ser cierta tal separación, más de una va a querer ser la compañera de Depp en sus rodajes.