Hollywood no da tregua. Un día todos te adoran (= besan tu trasero en fila india) y al siguiente eres pasto del pasado. Siempre se ha dicho que las oportunidades hay que aprovecharlas cuando se dan  – como ocurrió con Dana Carvey tras Wayne’s World que se meó en ellas – y que de no ser así, tu nombre posiblemente pasará a la historia en la larga lista de olvidados de la colina californiana. Hay excepciones como todo en esta vida – Robert Downey Jr, Nick Nolte, John Travolta, Mickey Rourke…..-  pero lo normal es que venga otra persona y se te lleve por delante (en la última ceremonia de los Oscars nadie se acordó de los Hanks o Redford en detrimento de DiCaprio, McConaughey o Bale).

Pero ¿y los directores? ¿sufren la misma maldición o son más permisivos con ellos? La respuesta es si y no. A continuación les dejo una pequeña lista con unos cuántos nombres que un servidor se pregunta qué será de ellos (y lo de jubilación no me sirve porque miren a Eastwood o Scorsese haciendo su mejor cine en la vejez) y que acumulan una serie de cintas que más de un lector habrá visto una y otra vez.

Bienvenidos al olvido del cineasta:

1. John Carpenter: la ocurrencia de este post me ha venido a la cabeza mientras veía una de sus joyas ochenteras, 1997 Rescate en Nueva York, precisamente en la década en la que el popular realizador nos brindó sus mejores obras. Con un cine que marcaba claramente sus intenciones – fantasía y terror mezcladas con dosis de humor – al realizador neoyorkino de 66 años le debemos joyas del cine de «Serie B» tales como La Noche de Halloween, La Cosa, La Niebla, Starman, Asalto en la comisaría del distrito 13 (muchas con remake o reboot) y mi favorita Golpe en la Pequeña China. Claro que si luego te metes en bodrios del calibre de Vampiros, 2013 Rescate en L.A. o Fantasmas de Marte, solo te quedan dos opciones: o hacer mutis por el foro y que te recuerden por lo que fuiste, o volver a lo grande……..y Encerrada en 2010 no era ni de lejos lo segundo.

kurt_russell_john_carpenter

2. Richard Donner: atención a la lista de cintas que acumula el veterano realizador en su haber: Superman I y II, Los Goonies, Lady Halcón, Conspiración, Los fantasmas atacan al jefe (de mis favoritas para Navidades) y la saga Arma Letal (a título personal yo adoro Maverick). Eso sin contar su labor como productor de muchas series (Historias de la Cripta) o de títulos muy taquilleros (Jóvenes Ocultos). De acuerdo, tiene ya 83 años pero no sirve de excusa para que lleve casi una década desaparecido en combate (su última cinta fue la olvidable 16 calles, aunque yo me quedo con Timeline en 2003 del desaparecido Paul Walker). Y si uno visualiza alguna de las películas nombradas se dará cuenta del enorme talento de un cineasta que nos ha brindado grandes momentos – y secuencias – para la historia……

MBDTOYY EC003

3. John McTiernan: ojito con la corta carrera como realizador de este neoyorkino de 63 años, que cuenta sólo con 12 títulos pero entre los que figuran clásicos del cine de acción: Depredador, Jungla de Cristal, Jungla de Cristal: la venganza, y La Caza del Octubre Rojo tienen su particular impronta, a la par de cintas tan entretenidas cómo Los últimos días del Edén o El Guerrero Número 13 (y eso que El último gran héroe no estaba nada mal como sátira, pero muy pocos supieron seguirle el juego). Lo último que supimos de él fue con el remake de Rollerball (lo peor que ha tocado) y Basic en 2003 (un más que correcto thriller con el tándem John Travolta – Samuel L.Jackson), y es que sus problemas fiscales dieron con sus huesos en la cárcel por una temporadita. McTiernan podría regresar con la cinta de acción Red Squad, de la que solo podemos avanzar que versa sobre un comando de la DEA en su lucha con un peligroso cártel mexicano de la droga.

9117165_orig

4. Paul Verhoeven: el maestro de la ciencia ficción y la violencia en los 80 y parte de los 90. Al realizador de origen holandés no se le puede negar su cine repleto de mala leche, descarado, repleto de sarcasmo y hasta con ciertas dosis de humor negro/macabro. Su filmografía no es muy extensa, al menos en los Estados Unidos, donde su éxito se reduce a Los señores del Acero, Robocop – recién estrenado su remake – Desafío Total – otra que tuvo remake – e Instinto Básico (uno de los mejores thrillers de los 90, con unos impagables Michael Douglas y Sharon Stone). Por desgracia se le recordará más por haber perpetrado aquel descalabro erótico llamado Showgirls, y cuyo único aliciente era ver a una actriz de un serial juvenil muy recatada darlo «todo» en la gran pantalla. Después de eso vinieron dos fracasos que no ocultan dos de sus mejores obras (y que yo adoro): Starship Troopers y El Hombre sin sombra. Suena fuerte para dirigir La Leyenda de Conan con Schwarzenegger de nuevo si se lleva a cabo.

paul_verhoeven_slice_01

5. Renny Harlin: otro realizador que al igual que Verhoeven gozó de una (merecida) popularidad entre finales de los 80 y parte de los 90 para caer en el más oscuro de los olvidos en sl Siglo XXI. También de origen europeo, finlandés para ser más preciso, su bombazo tuvo lugar en 1988 con la cuarta entrega de la por entonces famosa saga Pesadilla en Elm Street, logrando que fuese la más taquillera de todas. Los estudios le confiaron entonces la dura tarea de llevar a cabo la secuela de todo un clásico del cine de acción de todos los tiempos, Jungla de Cristal, y Harlin no defraudó con La Jungla 2: Alerta Roja en 1990 (para muchos la más floja de la saga, obviando la quinta entrega, y precisamente para Bruce Willis su favorita). Ese mismo año se atrevió con una comedia rockanrolera que está entre mis placeres culpablesLas Aventuras de Ford Fairlane, para encumbrarse en 1993 con Máximo Riesgo. Pero como Hollywood no suele pasar una, a partir de La Isla de las Cabezas Cortadas en 1995 fue todo cuesta abajo (uno de los mayores fiascos de toda la historia): a esta le siguieron la más que entretenida Memoria Letal, Deep Blue Sea (una gozada noventera se mire por donde se mire) y bodrios del estilo Driven, El exorcistael comienzo, La alianza del mal y 12 trampas, solo salvando Cazadores de mentes (muy parecida a Identidad estrenada un año antes). Harlin ha quedado relegado a cine de Serie B – o más bien W – como demuestra su último y reciente estreno, Hércules: el origen de la leyenda, vomitiva con solo ver el tráiler.

renny-jpg_183413

6. Jan de Bont: y seguimos con realizadores europeos, concretamente otro holandés. Aunque aquí me centro en su carrera como realizador, de Bont fue un popular director de fotografía en la década de los 70 en su país de origen para luego dar el salto al charco y participar en cintas de renombre como Jungla de Cristal, La caza del Octubre Rojo (de McTiernan como hemos dicho), Black Rain, Instinto Básico (de Verhoeven) o Arma Letal 3 (de Donner, si es que Dios los cría……). En 1994 llega el petardazo veraniego con Speed, cinta que encumbró de manera momentánea a su estrella masculina, Keanu Reeves, al menos hasta Matrix y nos descubrió a la hoy popular Sandra Bullock (no, no cuenta su participación a la sombra en Demolition Man). De Bont ganó enteros para los estudios, y el tándem Spielberg – Crichton – famosos por entonces por Jurassic Park – le confiaron las riendas de otro taquillazo: Twister. Dos cintas y el declive. La Fox demandaba a gritos una secuela de la cinta de Reeves, y ante la negativa a última hora del actor el proyecto continuó adelante con Bullock como principal reclamo. Speed 2 es un desastre de altas proporciones, y aunque no naufragó del todo en taquilla hubiera sido mejor que el barco de la película lo hubiera hecho. A ella le siguieron solo dos cintas más: el remake de La Guarida y la segunda entrega de Tomb Raider en 2003, dejándonos su filmografía en 5 títulos. Pero parece que de Bont regresará este 2014 con Five minutes to live, un thriller con John Cusack, Julia Stiles y Jason Isaacs.

jan-de-bont

7. Joel Schumacher: un realizador que ha pasado por todos los géneros. De hecho, su primer éxito fue en 1985 con una cinta de corte romántico llamada San Elmo punto de encuentro, con unos jovencísimos Emilio Estévez, Andie McDowell, Demi Moore y los ochenteros Andrew McCarthy (Este muerto está muy vivo) y Judd Nelson (que todos recordamos por su papel en la cinta de ese mismo año El Club de los Cinco, precisamente con Estévez). A partir de ahí vinieron Jóvenes Ocultos (un «divertido» giro al cine de vampiros juvenil), Línea mortal, Un día de Furia, Elegir un amor, El Cliente, Tiempo de matar (estas dos últimas adaptaciones de novelas de John Grisham), Asesinato en 8mm o la muy entretenida 9 días ya en 2002. Pero posiblemente muchos le recordarán por casi cargarse el solito al caballero de la noche con Batman Forever – muy taquillera eso sí- y Batman & Robin (no hay por dónde cogerla, y menos con Arnie chapado de purpurina). Lo último que supimos de él fueron sus colaboraciones con Colin Farrell cuando no paraba la pata – Tigerland y Última llamada – o descalabros del estilo El número 23, Twelve y Bajo amenaza. Ha rodado algunos episodios de la exitosa serie televisiva House of Cards.

Twelve_movie_image_Joel Schumacher

8.Joe Dante: uno de los niños mimados en la década de los 80 por su cine que mezclaba el terror con la comedia. A Dante lo conocimos con dos cintas de terror muy de Serie B como fueron Piraña y Aullidos, para luego brindarnos pequeñas joyas tales como Gremlins (y su inferior secuela), Exploradores, El chip prodigioso, uno de los fragmentos de En los límites de la realidad y No matarás….al vecino. En los 90 su papel fue menos destacado con su participación en la recomendable serie Eerie Indiana, o cintas como Matinee y Pequeños Guerreros. En esta última década ha estado desaparecido en combate, y quitando algún que otro episodio de series televisivas, solo ha asomado el hocico para Looney Tunes: de nuevo en acción (un fiasco de taquilla inmerecido) y Miedos 3D (con uno de sus actores fetiche, el ahora muy de moda Bruce Dern). Tiene pendiente de estreno la comedia de horror sobre zombies Burying the Ex.

joe-dante_gremlins

9. Mel Brooks: decir Brooks es decir humor. Uno de los genios de la comedia de Hollywood pero que lleva un tiempo apartado de este mundillo y que a sus 87 añitos se limita ya a poner voces para ciertas cintas de corte animado (como la próxima Las aventuras de Peabody y Sherman). Pero es imposible olvidar esas obras maestras de la comedia que fueron Los Productores, Sillas de montar calientes, El jovencito Frankenstein, La loca historia del mundo y en su última etapa parodiar más en concreto a grandes éxitos con películas cómo La loca historia de las galaxias, Las locas, locas aventuras de Robin Hood y Drácula un muerto muy contento y feliz. También le debemos a Brooks la famosa serie de los años 60 Superagente 86, convertida en película en 2008 con Steve Carrell y Anne Hathaway.

Mel Brooks

10.Francis Ford Coppola: y decido terminar esta mini lista con uno de los grandes que, desgraciadamente, no ha sabido adaptarse a los tiempos (como si han hecho, por ejemplo, Spielberg, Scorsese y Eastwood). Sobra decir a estas alturas que decir Coppola es nombrar una de las obras maestras por excelencia del mundo del séptimo arte como es El padrino, cuyas tres entregas dirigió entre 1972 y 1990. Al tío de Nicolas Cage le podemos recordar otras obras como Rebeldes, Apocalypse Now, La ley de la calle y la adaptación de la inmortal novela de Bram Stoker Drácula. Desde hace casi 20 años ha estado muy limitado, y sus incursiones son más que olvidables: Jack, Legítima defensa o Tetro entre otras. Un claro ejemplo de cómo dormirse en los laureles……

19187499