Han roto. Pero seguirán siendo buenos amigos.

Jerry Bruckheimer – amén de sus cintas noventeras y de habernos descubierto a Michael Bay – no renovará su contrato con Disney, que terminará la primavera que viene. Una relación que viene de largo – concretamente desde 1994 – y que desde 2003 tras el mega éxito del primer Piratas del Caribe prácticamente cada una de las producciones de Bruckheimer tenían el sello Disney (la casa de Mickey se reservaba el derecho de ser la primera en adquirir sus cintas, por delante de cualquier otro estudio). Dirán lo que quieran, pero los más de 190 millones de pérdidas de El Llanero Solitario  (ni tan mala como dicen, ni tan buena como pretende serlo….pero muuuuuuy larga) habrá tenido algo que ver……o todo.

Vayamos por parte de lo que ha sido esta relación tan tierna y millonaria.

En 1994 Bruckheimer y Disney hacen migas con la productora llamada The Ref, todo ello bajo el sello de Touchstone Pictures. Con ella llegaron cintas tales cómo Con Air, Armageddon, Pearl Harbor, 60 Segundos, Enemigo Público, 9 días, maravillas del calibre de La Roca (para un servidor la mejor cinta de acción de dicha década) o Marea Roja y cintas de corte más sencillo cómo Mentes Peligrosas, Titanes El Bar Coyote. Dicho mal y rápido: teníamos una producción Bruckheimer cada año (antes conjunta con su socio fallecido Don Simpson, al que se le dedicó la nombrada La Roca).

Es entonces cuando en 2003 Bruckheimer produce su primera cinta 100% Disney – ya sin la filial Touchstone – logrando uno de los mayores éxitos de crítica y público del año, dando inicio a toda una saga y consagrando a su protagonista Johnny Depp: Piratas del Caribe : La Maldición de la Perla Negra fue un hito, un punto y aparte para una casa que no pasaba por su mejor momento (es más, el único que apostó por Depp como protagonista fue su entonces dirigente Michael Eisner, hoy en día fuera de la casa del Tío Walt por la que obtuvo una más que merecida nominación al Oscar).  A partir de aquí se inicia una década de colaboración estrecha con sus más y sus menos.

Curiosamente, ese mismo 2003 Bruckheimer uniría sus fuerzas por última vez – hasta la fecha – con el que era su pupilo Michael Bay, al que había producido todas sus cintas hasta la fecha: fue con la estupenda Dos Policías Rebeldes II, pasando Bay luego bajo la tutela de Steven Spielberg con La Isla en 2005 que, a pesar de su fracaso, no escatimó en gastos para darle todo lo necesario para adaptar los Transformers al cine, dando pie a una saga cuya cuarta entrega nos llegará el año que viene (y haciendo que Bay no vuelva a ser el que era……).

Luces y sombras. A los taquillazos de La Búsqueda – y su secuela – y las tres entregas siguientes de Piratas del Caribe se le sumaron fracasos estrepitosos como Prince of Persia: Las arenas del tiempoEl Aprendiz de Brujo (estas el mismo año para más inri) y la reciente El Llanero Solitario. El productor ha seguido poniendo su granito de arena en cintas de Touchstone como El Rey Arturo, Deja Vu o Confesiones de una compradora Compulsiva (junto a la estupenda serie C.S.I.).

bruckdepp

Todo esto ha hecho que Disney se plantee sus presupuestos de cara a próximas cintas, como ocurrió con  El Llanero Solitario, la cual casi no se lleva adelante por su elevado presupuesto inicial y que finalmente ha dejado a los dirigentes de Mickey Mouse con un palmo de narices a pesar de venderse como un Piratas del Caribe…..pero en el Oeste (craso error, y más si tenemos en cuenta que Depp no luce ni la mitad de lo que lo hace con Sparrow). La primera consecuencia fue el retraso de Piratas del Caribe: Dead Men tell no Tales pasando de 2015 a 2016, para una revisión de guion y de paso de la cartera. Disney además tiene ese 2015 bien servido gracias a dos de sus filiales, Marvel y Lucasarts, con el estreno de Los Vengadores 2Star Wars VII. No hay espacio para Bruckheimer ni Sparrow.

Tras una serie de idas y venidas, finalmente han decidido por ambas partes no renovar el contrato (haciéndose la respectiva pelota el uno al otro) y en el comunicado de Disney alegan que Jerry tiene intenciones de realizar cintas de corte más adulto (aleluya), un tanto alejadas de lo que se lleva a cabo en la casa de Donald (Piratas del Caribe tuvo sus detractores cuando se anunció su clasificación PG-13). La nombrada quinta parte de la saga de Jack Sparrow será su última colaboración – y más por la amistad y respeto que unen a Depp con Bruckheimer – por lo que el productor tiene en mente ya llevar proyectos del tipo La Roca Enemigo Público (es decir, PG-18).

El productor – que  en nada cumple 70 añazos – ya tiene en cartera varios proyectos como una posible Dos Policías Rebeldes III (si logra que Bay deje tanto tornillo y robot extraterrestre), una posible nueva entrega de Superdetective en Hollywood (parece ser que Murphy no se contenta con la serie que llevará adelante en televisión), una secuela de Top Gun (esta más difícil tras el fallecimiento de Tony Scott, otro de los asiduos en la carrera del productor) o la que si está en pleno rodaje Beware the night, un thriller policiaco con Eric Bana.

Les dejo el comunicado o carta de ruptura, como más prefieran llamarlo.

bruck1