Pocos o muy pocos recordarán que allá por 1995 un muy afamado Sylvester Stallone se metía en la piel de un futurista justiciero en la adaptación del cómic Juez Dredd, la cual no solo ha sido de las cintas más criticadas del popular mito del cine de acción (créanme, las tiene mucho peores) sino que fue uno de sus últimos coletazos en la gran pantalla antes de deambular con cintas tales como Daylight, Cop Land (estas 2 últimas algo más serias) o D-Tox (un correcto psyco-thriller).

Ahora mientras Sly recupera esa gloria perdida con sus Mercenarios (junto a otros héroes de capa caída como Schwarzenegger, Van Damme o Dolph Lundgren), en Hollywood alguien ha tenido la «genial» idea de llevar a cabo una nueva adaptación de dicho personaje, pero más cercana al cómic (es decir más violencia y oscuridad, menos humor y machismo). El realizador Pete Travis (En el punto de mira) ha sido el encargado, y el neozelandés Karl Urban (El Señor de los Anillos) el encargado de impartir justicia.

En el futuro, los policías tienen la autoridad de actuar como jueces, jurado y ejecutores. Se hace llamar los ‘Jueces’, siendo el más implacable y conocido de todos Dredd (Urban). Cuando una peligrosa droga que altera la realidad conocida como SO-MO hace estragos en la ciudad, Dredd y los suyos deberán usar todas sus armas disponibles para detener a los culpables que se encuentran detrás de dichos oscuros movimientos (en la versión de los 90, Sly era acusado de asesinar a varios de sus compañeros).

Más cercana a la Serie B, la película tiene previsto su estreno para el próximo 21 de Septiembre en Estados Unidos, y ya ha salido publicado su primer poster así como las imágenes de Urban en la piel del vengador futurista.