Nunca digas nunca jamás. Y si no que se lo digan a (Sir) Sean Connery cuando juró a lo Escarlata O’Hara que jamás volvería a interpretar a 007, y cuando con unos añitos de más se le puso en su mesa un suculento cheque para volver a decir por última vez eso de «Bond, James Bond» el actor escoces se tragó su orgullo, y emplearon su inicial rechazo como título para la cinta. Pues algo así debe de estar pensando la última leyenda viva de Hollywood, el señor Eastwood, cuando tras una actuación magistral en «Gran Torino» (e injustamente ignorada) dijo eso de «ahora solo me veréis dirigir». Así que o debe de tener aún el «gusanillo» de un premio al mejor actor, o Clint es todo un caballero que no duda en hacerle un favor a un amigo aunque ello suponga regresar a una faceta a la que había dado carpetazo a sus 81 años. Dicho amigo es Robert Lorenz, que fue asistente de Eastwood en las premiadas «Million Dollar Baby» y «Mistyc River» entre otras, y que ha elegido «Trouble with the curve» para presentar su debut como realizador. En ella, Clint es un viejo ojeador de Béisbol que sufre una progresiva pérdida de la visión, por lo que decide realizar el que posiblemente sea su último viaje en dicha tarea de buscar nuevas promesas, que le llevará hasta Atlanta y todo ello acompañado por su hija ¿no lo huelen? es el aroma a Oscar que le podrían dar al genial realizador por dicha interpretación, con todo la platea en pie ovacionándole.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Finalmente os dejo lo que son ya los posters oficiales de «J.Edgar», la última película de Eastwood tras las cámaras de la que ya me he hecho eco en este blog con el tráiler de la misma, encabezada por Leonardo DiCaprio como el director y fundador del FBI al que da título la cinta. Os recuerdo que su estreno en nuestro país está programado para el próximo 27 de Enero. Que enfadado y agresivo sale DiCaprio en los carteles…….¿Será por la fama del veterano director de rodar tan rápido que a veces los propios ensayos son las tomas finales?