Jupiter Jones (Mila Kunis) nació bajo el cielo de la noche, y las señales apuntaban a que estaba llamada a grandes cosas. Ya mayor, Jupiter sueña con las estrellas, pero se topa con la fría realidad de su trabajo como limpiadora de casas y un sin fin de rupturas problemáticas. Y no empieza a ser consciente del destino que le estaba aguardando hasta que Caine (Channing Tatum), un cazador ex militar genéticamente modificado llega a la Tierra para perseguirla; y es que su firma genética la señala como la continuación en la cadena de una herencia extraordinaria que podría alterar el equilibrio de todo el universo.

Cuando una cinta sufre un retraso en su fecha de estreno, normalmente no es buena señal. Hay excepciones claro – léase Titanic, la segunda cinta más taquillera de toda la historia – y a veces es mejor que llegue tarde pero bien que pronto y con prisas. Y si encima hablamos de los hermanos Watchowski (trilogía Matrix), cuyas producciones destacan precisamente por sus elaborados efectos especiales, es mejor que se tomen su tiempo. Tras el (injusto) descalabro sufrido con la genial El Atlas de las Nubes, Lana – antes Larry – y Andy regresan con todas las armas apunto en esta aventura futurista con dos rostros juveniles y conocidos, por eso de atraer masas a las salas.

Este 6 de Febrero aterriza su Destino de Jupiter, la cual tenía que habernos llegado el pasado Agosto (Julio en Estados Unidos), incluso tras haber rodado escenas adicionales en nuestro país un par de meses antes de su estreno inicial. Será una de las películas que llegue en 2015 que tenía que haberse estrenado este verano junto a Fast and Furious 7 (aunque esta, por causa mayor y ya conocida).

[youtube]http://youtu.be/z_9WN9lgjow[/youtube]

El destino de jupiter