Apunten (pero no disparen): Ali-G, Borat y Bruno. Tres cintas en las que el actor/guionista inglés Sacha Baron Cohen crea controversia allá donde va. Sus papeles en otras cintas suelen ser tan breves que pasa hasta desapercibido (en el Sweeney Todd de Tim Burton por ejemplo, aunque su aparición es de lo mejor de la musical cinta). Para levantar ampollas él solito se sirve y se basta escribiendo guiones que dan mucho que hablar: si en Ali-G nos mostraba a lo peorcito que habita en Inglaterra, en Borat era un reportero de un desconocido país que intentaba adaptarse a los Estados Unidos y en Bruno defendía- a su peculiar manera- a los modelos (homosexuales) de moda masculinos, en su última «obra» no deja títere con cabeza en los países bajo el cruel yugo de unos mandamases que se hacen llamar Dictadores.

Dichos personajillos – que en nuestro país sufrimos en nuestras carnes y cuyos restos, tristemente, quedan a veces patentes – son la excusa para que Cohen construya El Dictador, inspirada en una novela de ¡¡¡Saddam Hussein!!! que narra la heróica historia del conocido como General Aladeen (Cohen como no) en su empeño de impedir que la democracia llegue al país al que oprime con tanto cariño (sic). Poco más hay que decir de esta cinta dirigida por Larry Charles, que ya había llevado la batuta en las comentadas películas de Cohen y con un reparto que completan Anna Faris (Scary Movie), John C.Reilly (Hermanos por pelotas), Ben Kingsley (Hugo) y Megan Fox haciendo de sí misma (cosa que seguro también le cuesta interpretar).

Su estreno tendrá lugar en nuestro país en Verano, el próximo 16 de Julio y os dejo su tráiler final así como su aparición en la pasada edición de los Oscars de Hollywood (armando revuelo) y una reciente rueda de prensa del General en Nueva York (este tío debería ser promotor comercial).

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=FjWIB1v8U20[/youtube]

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=haoJvZRiY8c[/youtube]

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=mhAg0COnqds[/youtube]