El viaje toca a su fin. Bilbo Bolsón (Martin Freeman) en compañía de los valerosos enanos comandados por Thorin ‘Escudo de Roble’ (Richard Armitage) ha logrado llegar a la Motaña Solitaria. Sin embargo el gran tesoro que oculta el temible dragón Smaug no está todavía a su alcance. Su primera toma de contacto ha provocado al letargado animal que vuela por primera vez en décadas dispuesto a volver a arrasar con todo lo que se encuentre en su camino. A la vez, los trasgos y huargos acechan a los enanos y hombres. Es el preludio de una gran batalla: la de los cinco ejércitos.

Se acabó. En poco más de un mes tendremos una ¿última? oportunidad de viajar a la Tierra Media de Tolkien, una última aventura – curiosamente previa a la que conocimos hace más de una década – y dejarnos llevar de la mano de Peter Jackson a un mundo de dragones, elfos, orcos y enanos. A estas alturas de 2014 hablarles de El Hobbit es una pérdida de tiempo. Estoy de acuerdo con que Jackson nos la ha «colado» con otra trilogía basada en un libro que daría, como mucho, para dos películas de dos horas y algo (y no con la misma duración que la obra posterior de su autor), pero eso no quita mérito a una de las sagas más disfrutables en una sala de cine que podamos ver.

El 17 de Diciembre un servidor se sentará en su butaca dispuesto a saborear cada minuto de este viaje final (esta vez no me importará que sean largas). Al final, cintas así las echaremos de menos en una pantalla gigante……

[youtube]http://youtu.be/ZlOwYNS7-ec[/youtube]

hobbit_the_battle_of_the_five_armies_ver21_xlg

hobbit_the_battle_of_the_five_armies_ver4_xlg

hobbit_the_battle_of_the_five_armies_ver2_xlg

hobbit_the_battle_of_the_five_armies_xlg