Johnny en todo su esplendor. Da igual que él no sea el llanero protagonista. Su nombre acapara el cartel así como su mirada, su presencia en los tráilers cada vez es mayor – la cinta la narra su personaje con una voz en off a lo largo de la misma – y si encima detrás de todo se nos dice ‘de los creadores de Piratas del Caribe‘ pues blanco y en botella. La cuarta colaboración Depp – Verbinski – Bruckheimer promete aventuras y fantasía a raudales, con el sello Disney por supuesto.

El 19 de Julio nos llega esta película del Oeste (que nadie lo olvide, porque gastarse 250 millones en un género muerto y enterrado es tenerlos bien puestos) en la que el nativo y guerrero espritual Toro (¿o es Tonto? a ver si se aclaran) nos cuenta sus aventuras con su amigo y justiciero John Reid (Armmie Hammer) y como se convirtió en el Llanero Solitario. Su aventura más peligrosa en un mundo donde la codicia y la maldad campan a sus anchas, y muy pocos cumplen la ley bajo el tórrido sol de los extensos desiertos.

A favor: cada centavo de los gastados parece que luce como nunca, la fotografía es impecable y parece que la cámara de Verbinski está en plena forma y repleta de energía.

En contra: que nos encontremos con un John Carter 2, es decir, larga, aburrida y que acabe recaudado para pagarle al butanero.

[youtube]http://youtu.be/0PaoQ5jgIMk[/youtube]