El regreso de Mary Poppins teaser tráiler.

Londres, 1930. Son tiempos oscuros y de gran depresión. No son buenos tiempos para la familia Banks y dos de sus miembros, los hermanos Michael (Ben Wishaw) y Jane (Emily Mortimer). Cuando Michael sufre una pérdida personal, la niñera de ambos antaño Mary Poppins (Emily Blunt) regresa para devolver la vida y la ilusión a una familia que ya sabe lo que es recuperar la felicidad gracias a la mágica institutriz. Esta vez Mary no estará sola, ya que estará acompañada de Jack (Lin-Manuel Miranda) y de su propia prima Topsy (Meryl Streep).

A priori – y sin Star Wars en el horizonte estas próximas Navidades – esta es la cinta que arrasará las taquillas por esas fechas con casi toda seguridad. Su reparto es de altura (sumen los nombres de Dick Van Dyke o Angela Lansbury entre otros, ahí queda dicho), el diseño de producción o vestuario lucen de escándalo (nominaciones a los Oscars con casi toda seguridad), y no imagino un reemplazo mejor para la niñera de Julie Andrews que Blunt. Ahora viene el pero. Y ese está detrás de las cámaras con el nombre de Rob Marshall, director impersonal y aburrido dónde los haya y al que Disney tiene en nómina tras la cuarta – y peor de todas – entrega de Piratas del Caribe Into the woods (¿alguien se acuerda de ella, aparte de la nominación anual para Meryl Streep? Pues eso).

El 21 de Diciembre muchos volveremos a cantar eso de ‘Con un poco de azúcar…..’

Imagen de previsualización de YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.