Con las hojas otoñales ya sobre nuestras cabezas, dejamos la temporada estival veraniega repleta de héroes de comic, simios en rebelión o vaqueros en una lucha intergaláctica entre otros, para poner ya la vista a los meses que nos traerán las más que posibles cintas premiadas (o nominadas al menos) en las entregas de premios de comienzos del año que viene. No por eso quiere decir que sean las mejores películas del año, pero es otro tema del que ya me ocuparé en otro momento. A lo que vamos: junto a «Moneyball», «J.Edgar» o «Caballo de Batalla» entre otras, se suma ahora este «Extremely loud and incredibly close» (algo así como «Muy fuerte e increíblemente cerca»), dirigida por Stephen Daldry (Las horas) y protagonizada por Tom Hanks y Sandra Bullock (la cual parece decidida a seguir los pasos de su compañero en la cinta, dejando las comedias por cintas más serias tras ganar un Oscar). Oskar Shell (el debutante Thomas Horn) es un niño de 9 años inventor, diseñador de joyas, pacifista y astrofísico que emprenda la búsqueda en Nueva York del candado o cerradura que abra una llave dejada por su padre (Hanks) tras su muerte en los atentados del 11S. Las relaciones con otras personas, las acciones que el muchacho emprende con estas, así como la lucha por superar la terrible pérdida que comparte con su madre (Bullock), formarán el camino que llevará a Oskar a madurar como persona y cruzar esa delgada línea que separa la niñez de la etapa adulta. Les acompañan unos siempre agradecidos de ver James Gandolfini, John Goodman, Viola Davis, Jeffrey Wright y Max Von Sydow.

De momento saco 2 conclusiones: una que por fin los norteamericanos se atreven a realizar una cinta contando la parte humana de tales atentados, sin miedo a mostrar imágenes de las torres antes de caer (cuando justo ha tenido lugar el décimo aniversario); y la otra es la más que probable nominación al Oscar para Horn (y posiblemente también para Hanks y Bullock). Su estreno en Diciembre en Estados Unidos. A mí el trailer me ha dejado la piel de gallina (genial el uso de la canción de U2 «Where the streets have no name»). Veamos cuántos comparten mi opinión.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=50ZQoOJv5vg]