Son la clase de noticias que a uno le comentan o lee y le cuesta creer. Y más de la manera en la que se ha producido. El actor Paul Walker, conocido mundialmente sobre todo por su papel de Brian O’Conner en la saga Fast and Furious, ha fallecido a los 40 años víctima de un accidente de coche. Pocos detalles podemos dar sobre su trágica muerte, ya que cuando se publicó la noticia muchos medios se atrevieron a comunicar que todo era un bulo que corrió como el reguero de la pólvora por las redes sociales (es trending toppic en Twitter). Desgraciadamente la noticia se confirmó a través de su cuenta de Facebook con el siguiente comunicado:

«It is with a truly heavy heart that we must confirm that Paul Walker passed away today in a tragic car accident while attending a charity event for his organization Reach Out Worldwide. He was a passenger in a friend’s car, in which both lost their lives. We appreciate your patience as we too are stunned and saddened beyond belief by this news. Thank you for keeping his family and friends in your prayers during this very difficult time. We will do our best to keep you apprised on where to send condolences.»

Por supuesto la rumorología no ha parado desde entonces, y nosotros simplemente nos aferramos a las fuentes «oficiales» hasta que todo se esclarezca (se ha dicho que el coche en realidad era de Walker, un Porsche GT, y que el actor premiaba a muchos invitados a dar una vuelta con él en el flamante vehículo, y que incluso Walker no iba de copiloto sino pilotando…….aunque mejor obviemos el rumor de que estaba haciendo una carrera ilegal emulando al personaje que le ha dado la fama).

Universal  – productora de la famosa saga – tambien se une a los gestos de dolor con este comunicado:

«All of us at Universal are heartbroken. Paul was truly one of the most beloved and respected members of our studio family for 14 years, and this loss is devastating to us, to everyone involved with the FAST AND FURIOUS films, and to countless fans. We send our deepest and most sincere condolences to Paul’s family.»

Walker estaba acabando el rodaje de Fast and Furious 7, con un estreno previsto para el Verano que viene, y de momento se desconoce si había terminado ya de grabar todas las escenas de su personaje (veamos que ocurre con una saga que estaba en la cresta de la ola y que apuntaba a más entregas incluso). Así mismo, el actor estaba de promoción de su última cinta, Horas, en la que Walker interpreta a un padre que trata de mantener con vida a su hijo recién nacido cuando el Huracán Katrina asoló Nueva Orleans.

La policía ha confirmado la identidad del otro ocupante fallecido, y ha puntualizado que la velocidad no ha sido el factor determinante en la muerte, ya que el coche colisinió contra un árbol e inmediatamente quedó envuelto en llamas (tristemente por las redes sociales ya circulan las fotos del siniestro las cuales nosotros aquí preferimos omitir).

Sus compañeros de rodaje en Fast and Furious han transmitido vía Twitter sus sentimientos ante tal inesperada noticia (Dwayne Johnson, Ludacris, Tyrese Gibson y el realizador James Wan):

All my strength, love & faith to the Walker family during this heartbreaking time. We find our strength.. in his light. Love you brother.

— Dwayne Johnson (@TheRock)

Your humble spirit was felt from the start, wherever you blessed your presence you always left a mark,… http://t.co/nUiPPIU9Bb

— Ludacris (@Ludacris)

My heart is hurting so bad no one can make me believe this is real Father God I pray that you send… http://t.co/CnKblb3PWu

— Vision Implementer (@Tyrese)

I am so beyond heartbroken right now. I can’t process anything.

— James Wan (@creepypuppet)

Descansa en paz, O’Conner.

paul-walker_00287988-1024x575