Son las noticias que menos gracia le hacen a uno publicar, lo acontecido con los fallecimientos de las personas del mundo del celuloide, y menos aun cuando dicha muerte tiene lugar de manera prematura. Sage Stallone, de 36 años de edad, fue encontrado muerto el pasado jueves en su domicilio de Los Angeles.

«Sylvester Stallone está devastado y golpeado por el dolor por la terrible muerte de su hijo Sage» ha dicho su representante Michelle Bega. «Su compasión y pensamientos están con la madre de Sage, Sasha», la cual fue la primera esposa de Sly y de la que se divorció en 1985 tras 11 años de matrimonio y 2 hijos en común. Después de ella vino su fugaz matrimonio de 2 años con Brigitte Nielsen, a la que conoció rodando Cobra y continuó con su tercera y actual esposa y madre de 3 hijos Jennifer Flavin.

La Policía no ha encontrado signos de violencia en la casa de Sage, y los rumores de que su muerte se deba a una sobredosis de prescripción son solo conjeturas hasta que lleguen los análisis toxicológicos. «Podía haber sido un ataque al corazón» ha comentado el Comandante de la Policía Andrew Smith.

Sage se une a la desgraciada lista de estrellas que han fallecido a una temprana edad – aunque el hijo del protagonista de Máximo Riesgo no era habitual en la cartelera, con excepciones como Rocky V o Daylight junto a su padre-  tales como Brad Renfro (25 años), Corey Haim (38 años), Jonathan Brandis (27 años), Brandon Lee (28 años), River Phoenix (23 años), Heath Ledger (28 años) y James Dean (24 años) entre otros.