Vaya una noticia con la que nos acostábamos anoche, y que adelantamos en nuestra página de Facebook. El actor Philip Seymour Hoffman era encontrado muerto en su apartamento de West Village, Manhattan, a los 46 años de edad. La noticia ha corrido como un reguero de pólvora, y con el paso de las horas se van conociendo algunos más detalles sobre el fatídico suceso, el cual se une a una lista negra de actores que nos dejan antes de tiempo (como la del pasado Diciembre de Paul Walker a los 40 años, vaya una rachita llevamos).

El actor fue encontrado en la bañera con una jeringuilla en el brazo y restos de Heroína según han indicado varias fuentes a la policía neoyorkina, la cual de momento no ha querido confirmar de manera oficial que esa fuera la causa de la muerte. Hoffman llevaba un tiempo tratando de superar su adicción a las drogas, e incluso el año pasado ingresó en un centro para una cura de desintoxicación.

Hijo de un ejecutivo de empresas informáticas y de una juez, Hoffman se graduó en 1989 en el prestigioso colegio universitario de las Artes de Nueva York, con un premio especial en teatro. Debutó en el cine con Escencia de Mujer – amén del Oscar para Al Pacino – en 1992, aunque su carrera no despegó hasta sus colaboraciones a finales de los 90 con Paul Thomas Anderson en cintas como Magnolia o Boogie Nights. Lo hemos podido ver comiéndose la pantalla – e incluso a sus compañeros de reparto – en Nadie es perfecto (ni el mismísimo Robert DeNiro pudo con el), El Talento de Mr. Ripley, El Gran Lebowski, Casi Famosos o La última noche.

Toco el cielo del séptimo arte tras ganar el Oscar a Mejor Actor por Truman Capote en 2006, convirtiéndose en todo un reclamo publicitario para muchas cintas, tanto comerciales como no, junto a otros grandes actores de la talla de Tom Hanks, Brad Pitt, Tom Cruise, George Clooney o Meryl Streep. Estuvo nominado en otras 3 ocasiones más como Mejor Actor Secundario por La Guerra de Charlie Wilson, La Duda y el año pasado por The Master. Le pudimos ver por última vez el pasado Noviembre con el taquillazo de Los Juegos del Hambre: En llamas.

Tiene pendiente de estreno God’s pocket y A most wanted woman, y actualmente preparaba su segunda cinta como director tras Jack Goes Boating para la que contaría con Amy Adams y Jake Gyllenhaal, aparte de su participación en las dos últimas entregas de Los Juegos del Hambre: Sinsajo parte 1 y 2 (la cual acaban de anunciar que su fallecimiento no influirá en el resultado final debido a que Hoffman prácticamente había terminado todas sus escenas).

Decimos adiós a un Titán de la interpretación. Hoffman estaba casado con la diseñadora de vestuario Mimi O’Donell y tenían tres hijos.

Descansa en paz Phil.

psh

its-official-philip-seymour-hoffman-cast-in-the-hunger-games-sequel-catching-fire