Ahora que Dom (Vin Diesel) y Letty (Michelle Rodríguez) están de luna de miel, Brian (Paul Walker) y Mia (Jordana Brewster) se han retirado del juego, y el resto del equipo ya no tiene que vivir huyendo de la ley, nuestros héroes por fin pueden dejar los constantes viajes de misión en misión y empezar a disfrutar de una vida normal. Pero cuando una misteriosa mujer (Charlize Theron) seduce a Dom para arrastrarlo al mundo del crimen del que parece no poder escapar, traicionando a aquellos que más le importan, el equipo tendrá que afrontar desafíos que pondrán a todos a prueba hasta límites desconocidos.

A lo tonto, a lo tonto, en poco más de un mes nos llega la octava entrega de una franquicia que ha ido reventando taquillas con cada entrega (y que supondrá, posiblemente, uno de los taquillazos de Universal para este 2017).Tras la quinta – y mejor – entrega, que añadía nuevos miembros al club a la par que reunía a todo el clan, nos llegó una sexta entrega (rodada en parte en mi isla del alma) que supuso la casi presentación del villano de la séptima, Jason Statham, una cinta que vino precedida por la prematura muerte de Walker en medio del rodaje. Con todo ello, la cinta sobrepasó los 1000 millones a nivel mundial, por lo que más entregas eran cuestión de tiempo (deberíamos tener hasta ¡¡10!!). A los Diesel, Rodríguez, Statham, Dwayne Johnson, Tyrese Gibson, Ludacris o Kurt Russell – que también arrasará con Guardianes de la Galaxia Vol.2 – se les unen Theron (muy mala), Scott Eastwood o Helen Mirren, todos dirigidos por Gary F.Gray (que vuelve al cine de las 4 ruedas tras la divertida The Italian Job, con la que ya colaboró con Theron y Statham precisamente).

El 13 de Abril nos llega la más larga de toda la saga hasta la fecha: 2 horas y 40 minutejos de persecuciones por Cuba. Nueva York y el Ártico.

[youtube]https://youtu.be/BLKaI3D9P2E[/youtube]