Nicolas Cage no para. Un actor que ha estrenado la friolera cifra de 11 películas en 4 años (la mayoría sonoros fracasos, las más decentes incluídas) y con 5 más a estrenar entre finales de este año y el próximo, pues o anda muy mal de dinero o acepta cualquier proyecto que le propongan. Personalmente opto más por la segunda opción. El caso es que Cage protagonizó en 2007 la adaptación del Comic «Ghost Rider», sobre todo por su empeño en interpretar al motorista fantasma Johnny Blaze ya que es un gran admirador de dichos comics, y aunque la cinta fue un fiasco de crítica (completamente comprensible), no estuvo muy mal a la hora de la recaudación. Repitiendo únicamente el actor como protagonista, llegará a las pantallas el 17 de Febrero del año próximo «Ghost Rider: Spirit of Vengeance», la cual no es una continuación de la anterior dirigida por Mark Steven Johnson, sino una historia completamente diferente «partiendo de cero», en palabras del propio Cage. Quizás por eso ha optado por la pareja de directores Mark Neveldine y Bryan Taylor, responsables de «Crank» y su secuela, así como de «Gamer», películas con una acción violenta a raudales, pero con un guión tan absurdo como plagado de despropósitos.

Cuando un actor lleva adelante un proyecto por su propia diversión y regocijo, no es de extrañar que luego la taquilla no acompañe. Eso sí, que le quiten a Nicolas sus ratos de diversión montando una motocicleta simulando ser un personaje con un craneo de fuego por cabeza y cadenas en las manos.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=ebCawfEnSWU]