Henry «Razor» Sharp (Sylvester Stallone) y Billy «El Niño» McDonnen (Robert De Niro) son dos boxeadores locales de Pittsburgh cuya pugna llamó la atención a nivel nacional. Cada uno de ellos había vencido al otro en sus buenos tiempos, pero en 1983, en la víspera de su tercer combate, Razor repentinamente anunció su retirada, negándose a explicar la razón, pero asestando un golpe de gracia a ambas carreras. Treinta años después, Dante Slate Jr. (Kevin Hart), un promotor de boxeo, ve la oportunidad de ganar mucho dinero y les hace una oferta que no pueden rechazar: volver a la lona y ajustar las cuentas de una vez por todas.

Casi nada. Rocky Balboa vs. Jake La Motta. Dos veteranos del séptimo arte frente a frente en la piel de unos personajes con los que gozaron de una merecida fama durante la década de los 80 (De Niro ganando un Oscar por aquel Toro Salvaje y Sly nominado por la primera Rocky que dio pie a cinco películas más). Peter Segal (Superagente 86) ha sido el encargado de reunirlos en la gran pantalla por segunda ocasión (la primera fue en la estupenda Copland de James Mangold) en un comedia muy navideña pero que a nosotros nos llega el 21 de Febrero del año que viene (ya estoy redactando mi carta de queja a las distribuidoras para que el 2014 no sea tan escandaloso como este año en retrasos).

Completan el reparto Jon Bernthal (The Walking Dead), Kim Basinger (LA Confidential) y Alan Arkin (Argo).

[youtube]http://youtu.be/1bQSOBJCPQE[/youtube]

grudge_match_xlg