Hoy es un día triste para los seguidores de Hans Ruedi Giger, el pintor y escultor que se hizo mundialmente famoso gracias a sus esculturas oscuras y siniestras y con una fuerte carga sexual, que mezclaban lo orgánico y lo metálico consiguiendo así excelentes criaturas; las cuales, le consiguieron un oscar a los mejores efectos visuales por la película Alien: El octavo pasajero.

El artista fallecía a los 74 años de edad, el pasado lunes, según lo que ha confirmado la radio suiza SFR a causa de las lesiones sufridas en una grave caída por las escaleras de su casa.

Las obras de Giger se pueden ver en películas como Poltergeist 2, Species, Alien 3 (no contaron con él para la segunda parte), o Prometheus, donde estuvo al cargo de los murales que figuran al inicio de la película junto a otras piezas. También los amantes de los videojuegos estarán tristes, ya que este autor puso su obra en juegos como Dark Seed y su secuela.