Halloween. Esa festividad anglosajona que, con el paso de los años, se ha ido instaurando más y más en nuestras vidas hasta el punto en que el archiconocido truco o trato forma parte ya de nuestra festividad (cómo los Reyes Magos o las Romerías en el caso de mi localidad). La víspera de todos los santos, la noche de los muertos y los fantasmas en la que todo es posible. Y en el cine no podía ser menos. Una ocasión ideal para disfrutar de una buena dosis de terror (o al menos, de cine de calabazas y dulces).

Este año hemos decidido elaborar nuestra pequeña lista de cintas para visionar esta noche que se nos viene encima. Queda claro que nos quedarán muchas en el tintero, y que otras tantas son de gusto personal pero esperemos que a nuestros queridos lectores les sirva de referencia para la velada otoñera, siempre y cuando no salgan disfrazados buscando un premio goloso o un buen susto en su defecto……….

Feliz Halloween a todos.

La noche de Halloween.

Imposible no empezar este semi especial con la cinta que da honor a esta noche. En 1978 el entonces genial John Carpenter nos daba a conocer al ya sempieterno Michael Myers, con su icónica máscara blanca en busca de venganza contra su familia – más concretamente su hermana, una jovencita Jamie Lee Curtis – todo ello durante la noche del 31 de Octubre. A pesar de generar múltiples secuelas (un servidor le tiene cierto cariño a Halloween H20, realizada dos décadas despúes con una Curtis traumatizada criando a su hijo, un debutante Josh Hartnett) e incluso remakes recientes (los salvajes a cargo de Rob Zombie), nada como un clásico original, todo ello al compás de una de las sintonías más recordadas del cine de terror.

De Carpenter también podemos recomendar para hoy La Cosa o La Niebla (las suyas por favor, no los infumables remakes).

[youtube]http://youtu.be/BI0QNdIi508[/youtube]

El Exorcista.

La que está considerada una de las cintas más terroríficas de todos los tiempos – razón no les falta – no podía faltar en un día como hoy. Corría el año 1973 cuando William Friedkin, que acababa de ganar el Oscar al mejor Director el año anterior por The French Connection, hacía temblar los cimientos de la iglesia y de los creyentes en el diablo con esta obra maestra del séptimo arte. También contó con varias secuelas, incluso con una remasterización en el año 2000 para poder añadir escenas nuevas que en su momento no pudieron rodarse por la falta de medios en la época (muchos sabrán a cual hago referencia).

Otra película imposible de nombrar sin asociarla con su tema musical principal: el Tubular Bells de Mike Oldfield.

[youtube]http://youtu.be/04EShclPAa0[/youtube]

Scream.

Si antes nombramos a Michael Myers, ahora le toca el turno a Ghostface. Wes Craven dio todo un golpe en la mesa a mediados de los noventa con esta cinta de terror que era, a su vez, un homenaje al cine del asesino en serie (o slashers). Uno de los maestros del terror que supo adaptarse a los tiempos y sorprender a propios y extraños, gracias al magnífico guion de Kevin Williamson, el cual escribiría las 3 secuelas que tuvo – solo recordable la segunda por simpaticona – y otro taquillazo pegado a este como fue Sé lo que hicisteis el último verano.

De Craven por supuesto nos quedamos con Las colinas tienen ojos (su remake no es, para nada, despreciable) y la antológica Pesadilla en Elm Street (Freddy Krueger, un icono al igual que Myers o el Jason de Viernes 13). No olvidemos la cinta que parodiaba a esta, Scary Movie, y que dio inicio a otra saga tan larga como la de Craven.

001a

Truco o trato.

A muy pocos les sonará el debut en 2007 como director del guionista Michael Dougherty (y que acaba de escribir la esperada X-Men: Apocalipsis), el cual también firmaba esta curiosa cinta ambientada en la propia noche de Halloween, y que cruza cuatro historias para todos los gustos: asesinos en serie, rituales malignos, amores muy posesivos…..Una película que, con el paso de los años, se ha convertido en de culto para esta festividad, sobre todo gracias a su falta de prejuicios y ese tufillo a Serie B que desprende a lo largo de los relatos (con una duración que no llega a los 90 minutos). Impagables una Anna Paquin pre True Blood y un Brian Cox relamiéndose en su 3904934034 papel como villano…….

[youtube]http://youtu.be/aVn0vbhT88c[/youtube]

Expediente Warren

El realizador y guionista James Wan se ha ganado por derecho propio uno de los puestos de honor en esta noche de miedo anual. El considerado nuevo maestro del terror – gracias también a su socio, actor en ocasiones y co-guionista de sus obras Leigh Whannell – nos trajo el año pasado una de las mejores cintas de terror de los últimos años: The Conjuring (Expediente Warren). Basada en un «hecho real», Wan nos contaba las peripecias del matrimonio Warren en su búsqueda de fenómenos paranormales, dando con uno que pondrá en entredicho lo que habían visto hasta la fecha. Con una impecable realización, Wan – esta vez sin Whannell – nos ofrecía en bandeja de plata un ejercicio de terror tan clásico como efectivo, demostrando que lo suyo y el cine de terror no es mera casualidad.

Por supuesto en su filmografía encontramos las recomendables Insidious (con una segunda entrega que servía de relleno a la primera y un tercera en pleno rodaje, y que supone el debut de Whannell detrás de las cámaras), Silencio desde el mal y el primer y mejor de todos Saw. Wan tiene previsto realizar The Conjuring 2, aunque ahora está ocupado con la eterna post-producción de Fast and Furious 7 (y cuyo primer y esperado avance sale precisamente mañana).

Posesión infernal.

Aquí hay para todos los gustos. Pueden quedarse con la genial e inolvidable de Sam Raimi de 1981 – que generó dos secuelas, a cada cual más paródica – y que nos dio a conocer al magistral Ash interpretado por la picardía que le caracteriza por Bruce Campbell. Y por otro lado se pueden quedar con su más que recomendable remake del año pasado dirigido por el casi desconocido Fede Álvarez. Tan entretenida cómo terrorífica, con aires pulp a la par que provoca en el espectador una sensación de repulsa y atracción al mismo tiempo. Y es que la combinación cabaña abandonada, lluvia y demonio nunca falla…..

[youtube]http://youtu.be/1HlKx1ZDXQ4[/youtube]

Pesadilla antes de Navidad

Una cinta ambientada en Halloween, pero que lleva en su título la palabra Navidad. En 1993, el por entonces en auge Tim Burton daba a conocer a medio mundo a uno de los personajes con más marketing de toda la historia Halloweenesca: Jack Skellington. Encantadora, cautivadora y con un cuidado del detalle minimalista, Burton nos ofrecía su versión sobre la noche del 31 de Octubre cuando choca con la noche del 24 de Diciembre (y es que los americanos ante la ausencia de los Reyes Magos, no hay quien les toque a su Santa Claus).

Imposible nombrar esta cinta sin recordar las recientes La novia cadáver (una maravilla) y Frankenweenie (o Burton metiendo baza en Disney).

the-nightmare-before-christmas-5219612072101

Sleepy Hollow

Más Burton para esta noche, señoras y señores. Y es que en la filmografía de un director de aspecto gótico y sombrío, que mejor que su adaptación a la gran pantalla del relato del Jinete sin cabeza con su actor fetiche Johnny Depp al frente (o a la cabeza, si me permiten el chiste fácil). Un reparto de altura para una de las mejores cintas de su autor, con un impecable diseño de producción y unos efectos especiales muy burtonianos – las decapitaciones nunca provocan repulsa – para una obra ideal para visualizar en una noche con lluvia, y una calabaza de diseño macabro con una vela en su interior…..

Les recordamos el clásico Disney basado en la misma obra y que también hemos publicado hoy en nuestro Facebook (y es que Depp quería que su Ichabod Crane fuera como el animado que podrán ver).

[youtube]https://youtu.be/VaKiOQMX9Yg?list=PL90B51CDE0556BDD7[/youtube]

Terror en Amityville

Otra cinta basada en «hechos reales», y que relata la terrible experiencia de la familia Lutz al mudarse a una casa en la que sus antiguos dueños fueron brutalmente asesinados por su propio hijo, todo ello por algún tipo de ritual. El mal no ha abandonado la casa en este clásico de 1979, que se realizó con los Lutz todavía con el miedo en el cuerpo – nunca han querido manifestarse mucho sobre lo acontecido durante su breve estancia – y que, por supuesto, generó varias secuelas.

Tuvo un curioso remake en 2005 titulado aquí La morada del miedo, con una buena presencia visual pero que perdía parte de su «credibilidad» (ejem) por la presencia de un musculoso y barbudo Ryan Reynolds como patriarca familiar.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=gV_7KjgSqYg[/youtube]

El proyecto de la bruja de Blair

Antes de nuestras nacionales [Rec] – cuya cuarta entrega se estrena hoy, ya sin el formato de cámara en mano – y de los Paranormal Activity de turno, en 1999 los realizadores Eduardo Sánchez y Daniel Myrick dejaron a medio planeta helado con esta historia supuestamente basada en hechos reales también (luego se descubrió el pastel), sobre un grupo de jóvenes cineastas que se internan en los bosques de Maryland para averiguar qué hay de cierto en la leyenda de la Bruja de Blair. Rodada como si fuera un documental, cuyas cintas fueron encontradas más tarde por la policía, y que fue lo único que se supo del trío desaparecido, la cinta tuvo una campaña de publicidad pocas veces vista hasta la fecha (en una época pre-internet, por lo que era fácil que nos la colaran) que cumplió con creces su objetivo: un taquillazo con un presupuesto paupérrimo de un millón de dólares.

Sus tres protagonistas tuvieron que salir a la palestra cuando el fenómeno llegó a límites peligrosos, para afirmar que todo era un montaje y que ni estaban muertos, ni existía la tal bruja del relato……..Contó con una secuela que quiso aprovechar el tirón y que de recordarla me dan náuseas.

El_proyecto_de_la_Bruja_de_Blair-169732125-large

Agárrame esos fantasmas.

Si les nombro a Peter Jackson, a muchos le vendrán a la cabeza Hobbits, dragones, enanos, elfos y derivados (incluso un gorila gigante de por medio). Pero el realizador neozelandés tuvo un pasado, en el que pasó desde el cine gore más simplista de Serie B (Tu perro se ha comido a mi madre) hasta su primera gran superproducción, estos fantasmas con Michael J.Fox a la cabeza que se saldó con un fracaso de taquilla (¿a quién se le ocurrió la «genial idea» de estrenarla en pleno Julio?). Uno de los últimos personajes de Fox en la gran pantalla, que curiosamente realizó para cumplir su contrato con Universal y aconsejado por el productor de la cinta, su amigo Robert Zemeckis (Regreso al Futuro).

Y es que a Fox no le hizo nada de gracia pasar varios meses en Nueva Zelanda rodando esta comedia de tintes negros con el actor en plena forma, con su fabuloso medium timador Frank Bannister perseguido por la temible Parca en uno de mis placeres culpables (cada vez que la veo, más me gusta). Misteriosas muertes, fantasmas muy cachondos – delirante el Sargento interpreto por R.Lee Ermey parodiando a su propio personaje de La Chaqueta Metálica – y un reparto escandalosamente atractivo (las interpretaciones de Jeffrey Combs o Dee Wallace son pura delicia) todo ello en un marco de localidad lluviosa y tenebrosa, que supuso el primer contacto de Jackson con el mundo de los efectos especiales…….y mírenlo ahora.

[youtube]http://youtu.be/5HihEvlQyAk[/youtube]

Psicosis

Una noche de Halloween sin recordar al genio del suspense es como un menú de McDonald sin hamburguesa. En su extensa filmografía podríamos poner aquí tantas cintas, que finalmente me he decidido por lo «fácil»: su Norman Bates interpretado por Anthony Perkins en esa obra maestra rodada en 1960 (curiosamente Hitchcock quiso rodarla en blanco y negro a pesar de que ya estrenaban cintas en color, y que la sangre se viera en un tono oscuro).

Como buena obra de prestigio que todo directivo de Hollywood aprecie, contó con varias secuelas (incluso uno dirigida por el propio Perkins), pero jamás se logró igualar, y mucho menos superar, ese plano del asesinato en la ducha de uno de los personajes que está en el panteón de la historia del cine. ¿Otras cintas de Hitchcock para esta noche? Pues desde La ventana indiscreta pasando por Los pájaros o Crimen perfecto (y es que mi favorita del autor, Con la muerte en los talones, hoy no pega mucho).

bigtmp_825

Los otros

Vamos a tirar de patrimonio nacional, y lo hacemos de nuestro Alejandro Amenábar en el año 2001 con su historia clásica de fantasmas protagonizada por una entonces solicitada Nicole Kidman. Un Amenábar que por entonces se ganó con creces el derecho de ser un maestro en el cine del suspense – tras las fabulosas Tesis y Abre los ojos – para luego echarse a perder con Mar adentro y sobre todo la terrible Ágora (aunque parece que vuelve con fuerza el año que viene en este género con Regression).

Es de aplaudir el éxito de una película que todavía vivía las fiebres de la no menos genial El sexto sentido (otra para esta noche si me apuran), con la cual guarda más de un punto en común.

Al final de la escalera

En 1980, en medio de los Jason y Michael Myers de turno – y con Stephen King dando a conocer su obra a todo kiski gracias a las adaptaciones en cine – nos llegaba esta cinta de fantasmas sin adornos que muchos consideran una de las mejores cintas de miedo de todos los tiempos (el propio Scorsese ha reconocido que está entre sus favoritas, y lo dice alguien cuya filmografía está plagada de muertes). No es mera casualidad que esta casa encantada estuviera semi-basada en The Haunting (la original, no el patético remake de 1999 con Liam Nesson) y que sirviera de fuente de inspiración para el propio Amenábar y la cinta antes nombrada e incluso para el Expediente de Wan incluido aquí también.

Un hombre con una terrible tragedia familiar a sus espaldas – fabuloso George C.Scott – y su nueva vivienda (y es que una silla de ruedas puede dar para mucho en el cine de terror…..).

[youtube]http://youtu.be/-Ai9QzfDDIM[/youtube]

House on Haunted Hill

Hay un nombre que produce mucho miedo. Sobre todo si les viene a la mente el aspecto del actor. Les hablo del magistral Vincent Price y su casa encantada en La mansión de los horrores (House on haunted hill). Un millonario que ofrece una gran suma de dinero a quien pase una noche en una fantasmagórica casa con él y su esposa. Una delicia de 1959, cuando el cine nos daba oportunidades de pasar miedo año si y año también, solamente con los nombres de Price, Bela Lugosi, Christopher Lee o Boris Karloff.

Contó con un remake en 1999 encabezado por Geoffrey Rush que supuso el debut de la productora formada por Joel Silver y Robert Zemeckis Dark Castle, especializada en remakes de grandes clásicos del terror. De Price hoy también se pueden disfrutar La mosca, Escalofrío, El péndulo de la muerte, El cuervo o la impresionante Los crímenes del museo de cera (que Dark Castle reversionó en 2005 con mucho gore y Paris Hilton……..eso si da miedo).

House_on_Haunted_Hill

El resplandor

Antes les nombraba al maestro del terror en la lectura, Stephen King. Y de sus múltiples relatos, más de uno se podría visionar hoy, a pesar de que sus adaptaciones a la gran pantalla dejan mucho que desear respecto a su obra (precisamente las que mejor están son las que se alejan del género por el que es conocido, cómo Cadena perpetua, La milla verde o Cuenta conmigo). El hotel Overlook y el Jack Torrance volviéndose loco con el rostro de la leyenda Jack Nicholson son la base de una de las cintas de terror más recordadas de todos los tiempos, dirigida con su habitual sutileza por Stanley Kubrick (el cual si que volvió loco a King durante el rodaje con llamadas a altas horas de la madrugada).

A pesar de las (grandes) diferencias respecto a la novela, les hablamos de una de las mejores cintas de miedo jamás realizadas, con un cuidado del ambiente y la fotografía – ese prólogo con los créditos mientras vemos el viaje en coche de los protagonistas por las montañas – y que supone una de las cintas más recordadas y parodiadas del mundo del cine. De King podemos recomendar para hoy Cementerio viviente, La niebla, It (eso) o El misterio de Salems Lot (aunque si quieren pasar miedo de verdad lean esas obras, e incluso lo que nos viene encima con su hijo Joe Hill como demuestran la escalofriante NOS4A2).

El baile de los vampiros

A pesar de que Halloween es sinónimo de miedo, también es bueno recordar cintas que parodian ese género sin perder de vista el respeto y sin caer en la parodia malsana. Sé que muchos sacarían a relucir de la filmografía de Roman Polanski la inquietante La semilla del diablo, pero un servidor se queda con esta historia de vampiros que nos explicaba (con buenas dosis de humor negro) cómo se extendieron los seres de ultratumba desde Transylvania por todo el mundo.

Con un maravilloso Jack McGowran en la piel del profesor Abronsius – el único que parece creer en estos seres malignos – la cinta guarda momentos que merecen recordarse como la llegada de la pareja protagonista al castillo donde tendrá lugar el temible baile, las intentonas en vano del dueño de la posada por acercarse a chicas más jovencitas o el fabuloso epílogo. Precisamente el propio Polanski, en la piel del ayudante de McGowran, conoció en el rodaje a la que acabaría siendo su esposa Sharon Tate, y que tristemente se haría célebre por ser brutalmente asesinada en su propia casa durante una fiesta con amigos por el conocido Charles Manson y su pandilla de locos seguidores.

¿Y dónde estaba Polanski durante tan fatal incidente? Pues en Nueva York, rodando precisamente…….La semilla del diablo (para temblar).

the-fearless-vampire-killers-poster-frank-frazetta

The Descent.

Cine de Serie B inglés, para recordar una de las mejores cintas de terror de la primera década del Siglo XXI. El británico Neil Marshall – del que les recomiendo Dog Soldiers, o cine efectivo de hombres lobo con bajo presupuesto – nos traía esta agobiante cinta protagonizada únicamente por mujeres, en una excursión de espeleología no apta para claustrofóbicos. Un prólogo impactante que solo es el inicio de lo que está por venir en el corazón de los espacios cerrados de unas cuevas en medio de Estados Unidos……

Simplemente escalofriante, con un final memorable y un desarrollo que les hará retorcerse en sus butacas…….Contó con un secuela de momento inédita en nuestro país (y que dudo si querría ver, porque la cinta de Marshall me parece perfecta tal cómo es).

[youtube]http://youtu.be/OvTsJTERY04[/youtube]

El retorno de las brujas

Y terminamos con cine Disney para toda la familia, en la que considero una cinta de visionado imprescindible cada año por estas fechas. No hay película más Halloween en su más puro estado – truco o trato, niños disfrazados, un pueblito de estos adorables americanos – que esta cinta que estuvo muy cerca de ir directamente al Disney Channel, pero que los productores vieron en ella suficiente potencial para que llegara a las grandes salas. No fue el éxito esperado – estrenarse en Julio vuelvo a recordar que no ayuda, y no cómo a nosotros que aterrizó en pleno Octubre – pero con el paso de los años se ha convertido en un cinta de culto para estas fechas (fijo que hoy la dan en el comentado canal del ratón de Walt).

Encantadora y divertida, una cinta por la que no pasan los años con un trio protagonista fabuloso que contagian en todo el momento el buen rollo que hubo durante el rodaje (la propia Bettle Midler reconoció que es su película favorita de las que ha protagonizado). Tengan cuidado hoy con las velas de llama negra……..¡¡Liiiiiiiiiiiiiiiiiiibro!!!

ElRetornoDeLasBrujas