De sobras es conocida la buena fama de la que goza Will Smith dentro y fuera de las pantallas. Y tiene, de momento, la suerte de ser de las pocas estrellas que triunfan a ambos lados del charco. Y si no que le pregunten a Woody «adorado en Europa» Allen cuando fue su último éxito en Estados Unidos. Pero parece que el hombre – Smith, no el otro que se acuesta con su hija – anda más preocupado en tirar de la «carrera» de su hijo Jaden que de la suya, y que por eso lleve unos años en la cuneta cinematográfica.

No voy a repetir los proyectos que tiene (lean el post de ‘Men in Black III’ al respecto), sino los que llevan un tiempo en el tintero y que vaya usted a saber si tendrán lugar. Y esos son dos secuelas (prefiero al Will original, no al que se repite): las de ‘Yo, Robot’ y ‘Hancock’. Me centro en esta última porque de la anterior parece que el único interesado en realizarla es el propio actor.

La continuación del blockbuster veraniego de 2008 parece que anda por buen camino. Ha sido el propio Smith el que se ha reunido con el realizador de la misma, Peter Berg, para orientar lo que ambos desean del proyecto. En palabras del propio Berg «Hemos estado compartiendo ideas entre nosotros, Will Smith  y los productores Michael Mann y Akiva Goldsman.Todos estamos interesados en que ‘Hancock 2’ sea una realidad, simplemente nos está contando trabajo encontrar tiempo suficiente para reunirnos y hablarlo todos juntos. El año pasado desarrollamos una serie de ideas para la trama y Will de hecho fue quien propuso esa idea. Pero estoy seguro que la haremos, simplemente es cuestión de sincronización».

Veamos en que queda todo, pero esperemos que la idea prospere y sepan sacar partido a ese atípico héroe que prometía ser muy gamberro en la primera hora de cinta, para luego acabar por los cerros de Úbeda en un final más acorde con un serial televisivo.