¿Acaso les pilla por sorpresa? Les hablamos de uno de los actores más populares del momento – por no decir el que más- y queda claro que ya no es aquel chico que hacía pelis «raras» en los 90. Desde hace casi una década su vida ha cambiado, concretamente desde que se enfundó el sombrero del pirata Jack Sparrow por primera vez. Luego todo han sido nominaciones, reconocimientos, taquillazos (fracasos escasos) y sobre todo una agenda muy, muy apretada. Por eso cuando hace unos meses me hice eco de la crisis por la que pasaba su unión con la cantante y actriz francesa Vanessa Paradis, era solo el preámbulo de lo que ha acabado aconteciendo.

La pareja nunca ha pasado por el altar, a pesar de tener 2 hijos en común. Se conocieron en un Hotel en Paris en 1998, y desde entonces eran una de las parejas más solidas de Hollywood, a tenor de que ambos pasaban la mayor parte de su tiempo en la tierra natal de Paradis. Pero desde la fama de Depp con la comentada Piratas del Caribe, se han visto obligados a dividir su tiempo entre Francia y Estados Unidos, lo cual no era muy acorde con el estilo de vida de ambos.

La noticia se ha confirmado con las declaraciones al medio EW por parte del publicista de Depp como «una ruptura amistosa». Desde Enero de este año los rumores apuntaban fuerte a una posible separación o distanciamiento de los 2, algo que Paradis desmintió de manera rotunda: «Es falso, por supuesto que es falso» comentaba al programa de la televisión francesa ‘Grand Journal’ y que tenía miedo de que dichos rumores pudieran dañar a sus hijos, Lily de 11 años y Jack de 9.

El publicista también ha pedido «respeto a su privacidad, y especialmente a la privacidad de los niños». Y es que Depp, tanta fama y, según las malas lenguas, juergas fuera de tono parece que le está pasando factura……algo con lo que sus fans más acérrimas estarán encantadas.