Y es que es mejor no enterrar a alguien antes de tiempo (cinematográficamente hablando). Eso hicieron con Cruise muchos – me refiero a los que miran primero la vida personal del actor y no sus méritos como productor e intérprete, que son muchos – y parece que Kevin Costner también estaba en la misma lista negra. Pero Zack Snyder ha decidido que Superman en su esperadísima El Hombre de Acero – vean aquí su teaser tráiler – tenga 2 padres de lujo: Russell Crowe como Jor-El y el propio Costner como el adoptivo en la Tierra Jonathan Kent. A poco menos de un año del estreno de la cinta, Costner se pone de nuevo en forma.

Ha ayudado su papel en la miniserie de 3 episodios Hatfields & McCoys del canal de Historia, la cual ha sido una de las emisiones con mayor audiencia de la historia de la televisión por cable en los Estados Unidos y que cuenta con 16 nominaciones para los próximos Emmys (una de ellas para Costner of course). Este Western sobre el enfrentamiento histórico de dos familias del Oeste – la otra la encabeza el no menos excelente Bill Paxton – ha sido el empujón final a la alicaída carrera del protagonista de El Guardaespaldas, que tiene 2 jugosos proyectos por delante (y un posible tercero).

En pre-producción se encuentra McFarland, un drama deportivo de esos que tanto gustan en Hollywood sobre un entrenador en California que convierte a un pequeño equipo de Atletas sin aspiraciones en grandes campeones (que original ¿verdad?). Le sigue la que es para mí su participación más comercial: el nuevo film del agente creado por Tom Clancy, Jack Ryan (Harrison Ford en Juego de Patriotas o Alec Baldwin en La Caza del Octubre Rojo) el cual dirigirá y protagonizará Kenneth Branagh en la piel del villano de turno, siendo Chris Pine (Star Trek) un jovencísimo Ryan en sus inicios (como ya intentó Ben Affleck en la olvidada Pánico Nuclear). Costner sería el mentor del protagonista, algo así como el personaje de James Earl Jones en las entregas de Ford y Baldwin.

El último film en discordia tiene como título provisional Three Days to Kill, un drama de acción co-escrito por Luc Besson en el que Costner negocia para dar vida a Ethan Brenner, un asesino del Gobierno estadounidense con pocos días de vida que decide lanzarse a una última misión a la par que entablar los lazos rotos con su hija (una mezcla entre el Venganza de Nesson y el último Eastwood Trouble with the Curve).

Os dejo el tráiler de la nombrada serie Hatfields & McCoys, la cual de momento no tiene fecha de estreno en nuestro país.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=8Hg9mvE1FA4[/youtube]