“Kingsman: El servicio secreto” nos presentó el mundo de Kingsman – una agencia internacional de inteligencia que, por ser independiente, opera al más alto nivel de discreción y cuyo objetivo principal es mantener al mundo a salvo. En “Kingsman: El Círculo Dorado”, nuestros héroes se enfrentan a un nuevo reto. Cuando sus oficinas centrales son destruidas y el mundo es tomado como rehén, su viaje los lleva al descubrimiento de una organización espía aliada en los EE UU llamada Statesman, que se remonta a la época en la que ambas fueron fundadas. En una nueva aventura que pone a prueba al máximo la fuerza e inteligencia de sus agentes, estas dos organizaciones secretas de elite se unen para derrotar a un despiadado enemigo común, y, así, poder salvar al mundo, algo que ha pasado a ser un poco habitual para Eggsy (Taron Egerton)…

Si todavía no han visto Kingsman ya están tardando. La cinta de Matthew Vaughn – que se dio a conocer con Kick-Ass para consagrarse con una de las mejores cintas de superhéroes, X-Men: Primera generación – era todo aquello que siempre quisimos ver en el cine de espías británico (léase James Bond) pero nadie se atrevió a mostrar (quizás Roger Moore, al menos en cuanto a vena socarrona y sin pretensiones). Egerton se come la pantalla junto a un siempre bienvenido Firth, con un villano necesitado de un logopeda (Samuel ‘me apunto a todo’ L.Jackson) y una de las mejores secuencias vistas de los últimos años (los que la ha visto saben de sobra a cuál me refiero).

Una segunda entrega que nos enseña su primer avance (SPOILER incluído, avisados quedan los que no han visto la primera), con incorporaciones de puro lujo: la villana Julianne Moore, Jeff Bridges (que repite con Moore tras El Gran Lebowski), Vinnie Jones, Pedro Pascal, Elton John, Halle Berry y Channing Tatum. Su estreno: 29 de Septiembre (me va gustando este 2017).

[youtube]https://youtu.be/3JJilnvwcfc[/youtube]