Hace poco dije que no suelo hablar mucho de cine español (puse el tráiler de «Fuga de Cerebros 2» porque sé que será un taquillazo, no por su nula calidad) pero de vez en cuando me llevo una sorpresa. Y si en la silla del director leo el nombre de Alex de la Iglesia – el Tarantino español para un servidor – pues la sorpresa entonces es mayúscula. La calidad visual y extrema de sus films es innegable, y saca el máximo partido a las actuaciones de su reparto, con unas puestas en escena que podrían ser la envidia de más una producción norteamericana. Les insto a que vean «Balada triste de trompeta» si no han tenido ocasión: nunca una historia de amor trágica fue tan violenta, y con un marco impecable de la España franquista.

Pues el 2 de Diciembre llega lo nuevo del director bilbaíno, «La Chispa de la Vida», con un guión original de Randy Feldman y protagonizada por José Mota y Salma Hayec. Mota es Roberto, un publicista en paro que solo recibe rechazos de todas las agencias publicitarias a las acude, y ya nadie parece recordar que fue el creador del eslogan de la campaña de Coca-Cola titulado, precisamente, «la chispa de la vida». Tras un desafortunado accidente, queda atrapado de tal manera que ni el Sámur ni los bomberos encuentran manera de rescatarlo sin que su vida corra peligro. De inmediato, el publicista encuentra una arriesgada solución: decide sacar partido de su situación y ,haciendo gala de su profesión, vender las que podrían ser sus últimas horas de vida al mejor postor entre las televisiones. Con un circo montado alrededor del lugar del accidente, la mujer de Roberto Luisa (Hayec), llega para hacerle desistir de tal medida tomada. Pero la decisión del publicista es firme, sobre todo porque con esas ganancias podrá solucionar la vida de su familia si al final el desenlace es fatal. Las horas irán pasando, las negociaciones se alargan, los intereses son cada vez peores y el rescate de Roberto se complica.

Co-protagonizada por un reparto de lujo entre los que encontramos a Fernando Tejero, Blanca Portillo, Juan Luis Galiardo, Antonio de la Torre, Juanjo Puigcorbé y el actor fetiche del director, Santiago Segura, la cinta es una ácida crítica a la España actual en plena crisis, y profundiza en las tensiones y rivalidades televisivas por conseguir una noticia sin importar el daño que puedan ocasionar. Es por lo pronto curioso la presencia del humorista José Mota en el papel protagonista (los que le han visto dicen que será candidato y hasta ganador del Goya) en una cinta que va directa a las cadenas contrarias en las que él trabaja. Una de estas viscerales cadenas de televisión hace poco pagó la cantidad de 10.000€ a una posible testigo y cómplice en el asesinato de una menor por sus declaraciones sobre tal suceso. Según ellos, es neorrealismo televisivo. Por eso esta cinta no está producida por tal cadena, cosa de la que suelen presumir.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=7JwfxinJkJI]