Tras diez años, Elle Griffin (Diane Keaton) vuelve a su Connecticut natal por primera vez desde que su marido Don Griffin (Robert De Niro) la engañara con su mejor amiga Bebe McBride (Susan Sarandon). Elle ha vuelto para asistir a la boda de su hijo adoptado (y el de Don), Alejandro (Ben Barnes), la cual se va a celebrar en la casa que ella y Don construyeron cuando estaban casados, y en la que Don continua viviendo, sin estar casado, con Bebe. Las complicaciones aparecerán cuando Alejando informa a sus padres de que Madonna Soto (Patricia Rae), su madre biológica, asistirá a la boda y que, debido a sus estrictas creencias religiosas, no tiene ni idea de que Elle y Don han estado separados todos estos años. Don y Elle tendrán que enterrar su resentimiento y actuar como un matrimonio feliz, mientras Bebe es forzada a desaparecer durante el fin de semana.

Nadie sabe muy bien que ha pasado con esta cinta escrita y dirigida por Justin Zackhman – y basada a su vez en la película francesa ‘Mon frère se marie’ – para que su estreno haya pasado de Noviembre del año pasado, a Abril en Estados Unidos (a nosotros el 1 de Mayo). Veamos cual es el resultado final de esta adaptación con uno de los mejores repartos del año (aunque eso no suele ser un buen augurio): junto a De Niro, Sarandon y Keaton tendremos a Amanda Seyfried (Los Miserables), Topher Grace (Aquellos maravilloso 70), Katherine Heigl (27 vestidos) y Robin Williams (otra vez de párroco tras aquella Hasta que el cura nos separe).

[youtube]http://youtu.be/UxokBUdE-QA[/youtube]

la-gran-boda