¿Qué tienen en común Noche de fin de año, Historias de San Valentín o Ahora los padres son ellos?. Fácil mi estimado lector: comedias sosas, en las que prima el abundante rostro conocido por encima de una historia que pueda contener algo más que una serie de gags sueltos. Lo que viene a ser nuestro Torrente en sus últimas películas. Pues fíjense, que en 2 de ellas aparece el nombre de Robert De Niro. El veterano y oscarizado actor de Heat parece que ha llegado a un punto en el que ya poco le queda por demostrar, de ahí que se apunte a tonterías como Showtime, Stone o Asesinos de Élite (¿en serio Robert?).

La Gran Boda tiene pinta de ir por los mismos caminos derroteros, al menos en cuanto a su premisa principal (comedia + desfile de actores/actrices famosos). Quizás pueda escapar porque su historia está basada en una película francesa del 2006, Mon frère se marie, y los franceses en comedia tienen muchos aciertos (que luego los americanos las destrozen como hicieron con La Cena de los Idiotas ya es otro cantar…..). El caso es que a Don y Ellie Griffin (Robert De Niro y Diane Keaton respectivamente) se les casa su hijo adoptado Alejandro (Topher Grace) con la encantadora Missy (Amanda Seyfried). Todo parece ir como ruedas hacia el feliz enlace de los tortolitos. Excepto por un pequeño detalle: Don y Ellie están divorciados y la madre biológica de Alejandro es muy católica, por lo que fingirán que no ha pasado nada durante el evento……o al menos esa es su intención.

El lujoso reparto lo completan Katherine Heigl (La cruda realidad), Ben Barnes (Las Crónicas de Narnia), y los veteranos Susan Sarandon (Quédate a mi lado) y Robin Williams (repitiendo de párroco como ya hizo en Hasta que el cura nos separe). La comedia dirigida y adaptada por Justin Zackhman (guionista de Ahora o Nunca) llegará en Octubre a Estados Unidos y a nosotros en Navidades.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=svsLL1baATo[/youtube]