Como molan los antihéroes. El Eastwood del Sargento de Hierro, Stallone y su Rambo, Seagal en Alerta Máxima, el Chuache en Desafío Total, y el mejor de todos con ese poli cachondo que recibe por todos los lados pero siempre tiene un chiste socarrón para el malo de turno. Bruce Willis lleva 25 años siendo John McClane. Y aunque quedó claro podía interpretar a otros personajes metidos en situaciones comprometidas en contra de su voluntad como en Pulp Fiction o El Último Boy Scout – esta mejora con los años – siempre nos quedará McClane.

El año que viene llega La Jungla: Un buen día para morir (A good day to die hard) en la que Willis tendrá que ayudar a su hijo Jack (Jai Courtney), con el que lleva tiempo peleado (que raro) en Rusia en la peligrosa huida de un criminal local (Sebastian Koch). A sus 57 tacazos, queda claro que McClane no está dispuesto a dejar de decir Yipi- ka yei así por que sí, por lo que veremos que nos deja el realizador John Moore (Tras la línea enemiga) en esta nueva entrega, tras una cuarta tan entretenida como falta de violencia (lo que es igual a más tacos y más sangre).

El 14 de Febrero del año que viene -15 en nuestro país – los enamorados de McClane tienen una cita con el en su cine más cercano.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=0I5mxw5ci2w[/youtube]