Cuando misteriosas naves espaciales aterrizan en todo el mundo, un equipo de élite liderado por la lingüista Louise Banks (Amy Adams) intentan descifrar el motivo de su visita. A medida que la humanidad se tambalea al borde de una guerra, Louise y su equipo luchan contra el tiempo llegando a poner en peligro su vida y, muy posiblemente, la del resto de la humanidad.

Estamos en la era Netflix. La cadena privada se está haciendo un nombre gracias a las series de producción propia, entre las que destacan – entre otras – Daredevil (un lujo para la vista, algo que no tiene su protagonista), Stranger things (lo mejor de este pasado Verano, incluido cine) o Narcos. Y precisamente el tema del narcotráfico estuvo presente en la última película del realizador Denis Villeneuve, Sicario, una de las cintas más aplaudidas del pasado año y de la que se preparan varias secuelas en principio sin su protagonista femenina, Emily Blunt, y el director al frente de ellas. Por el contrario ha decidido optar por la ciencia ficción con esta cinta que co-protagonizan Jeremy Renner o Forest Whitaker entre otros.

Este 18 de Noviembre – y compitiendo con los Animales fantásticos y donde encontrarlos de JK Rowling – aterrizarán en las pantallas de todo el mundo (aunque un servidor siempre estará agradecido a Villeneuve por esa pequeña joya llamada Prisioneros).

[youtube]https://youtu.be/uWs5lsWXLbo[/youtube]

llegada