Remake. Esa palabra que durante los años 60,70 e incluso en los 80 muchos no sabían lo que significaba. Épocas en las que el cine era propio, con más o menos originalidad, pero al menos sin copiar ideas ya antiguas. Claro, ahora tenemos las excusas tipo «es que los efectos eran peores» o «nadie se acuerda de esos actores». En fin, que si no quieres rebanarte mucho los sesos vete a tu videoteca particular que seguro que encuentras algo que vender a algún estudio con el flamante cartel de: va a ser completamente diferente a la original. Aquí he de tirar una lanza a favor de algunos remakes, si no mejores que las películas en las que se basa, al menos a la altura de las mismas (caso de la reciente Noche de Miedo). Pero siguen pecando de falta de imaginación.

Así que ahora nos encontramos con el «placer» de comprobar que en las laderas de la colina más famosa del mundo de están preparando 2 películas basadas en sendos éxitos de los 80 y principios de los 90. Empezamos por «Le llaman Bodhi» (Point Break). Cuando el malogrado Patrick Swayze disfrutaba de las mieles de la fama decidió disfrutar un poco cambiando de registro emulando al «malo» en una película que combinaba acción con deportes extremos. Dirigida por una no tan conocida Katherine Bigelow, única mujer hasta la fecha galardonada con el Oscar a mejor Director por «En tierra hostil», la película sirvió para lanzar a la fama a Keanu Reeves, el cual luego vivió una temporada de bajones y subidas con éxitos como «Speed» y la trilogía de «Mátrix», y sonoros fracasos como fueron los casos de «Johnny Mnemonic» y «Noviembre Dulce». Durante años se rumoreó la posibilidad de una secuela con Reeves y ¿Swayze? repitiendo papeles, incluso se barajó el nombre de Jan DeBont como posible director durante su escasa temporada de fama con films como «Twister» y la propia cinta del autobús con bomba incorporada protagonizada por Reeves y ya nombrada anteriormente. De momento solo podemos adelantar que el guionista de «Salt», Kurt Wimmer, ya se encuentra en pleno proceso de escritura. Sin director ni actores confirmados, la cinta repite el guión de la original de Bigelow, con un agente del FBI infiltrado para capturar  a una peligrosa banda de atracadores de bancos que se dedican al surf (en la nueva versión se incluirán más deportes extremos). Para los menos avispados solo diré los siguiente: hay una saga cuya quinta entrega reciente ha tenido mucho éxito (una posible sexta está en camino), y que su primera parte repetía la misma historia del agente infiltrado, pero con coches en lugar de tablas de surf. Ahí queda dicho.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Me encanta poder decir este nombre: Juan Carlos Fresnadillo. Que quieren que les diga: es un director con potencial, es de mi tierra, y como detalle personal encima estudió en el mismo colegio que un servidor. Pero no ha tenido la suerte de otros españoles afincandos en Beverly Hills y derivados, con más o menos talento en el mundo cinematográfico (¿Hace falta repetir el nombre de «Pe»?). Tras la sorprendente «Intacto», y con una secuela muy digna como fue «28 semanas después», el director ha visto como 2 proyectos que podían haber gozado de su sello personal han sido cancelados: de «Bioshock» ya me hice eco en otra noticia (la adaptación del videojuego del mismo nombre ambientada en una ciudad submarina durante los años 50 poblada por todo tipo de dementes…..una maravilla visual que merece ser plasmada en la gran pantalla), y ahora le ha tocado el turno a «El Cuervo», tras el abandono de su protagonista principal Bradley Cooper (Resacón en las Vegas), posiblemente por miedo a repetir la terrible experiencia de su predecesor en la cinta de 1994: Brandon Lee. Entre tanto portazo en las narices ha tenido tiempo de realizar la cinta de terror «Intruders», de próximo estreno y también comentada en este blog, y ahora parece el candidato para decir eso de «acción» a unos guerreros con el don de vivir para siempre, a menos que se les decapite. Hablo de «Los Inmortales», la cual contó con varias entregas (olvidables todas menos la original de 1986) y hasta una serie de televisión. El guión parece que está siendo escrito por la pareja que nos trajo la primera entrega de «Iron Man», Art Macum y Matt Holloway, y como toda noticia sobre posibles cintas a realizarse de momento no cuenta ni con fecha de estreno ni con reparto. Es una pena terrible que Sean Connery haya dejado el cine, aparte de estar muy mayor el hombre, para repetir su rol de perfecto caballero español que sirve de maestro al joven protagonista (un melancólico Christopher Lambert en dicha cinta). Y peor aún es que el grupo que puso la voz musical ya no exista, por el fallecimiento de su cantante Freddy Mercury hace casi ya 20 años. Eso si, podrán usarse las canciones de dicha cinta porque unos inmortales sin un «Princes of the universe» de Queen es como un partido de fútbol sin retransmisiones de radios. Ups…..creo que eso último no sirve mucho de ejemplo.