Una de las cintas más aplaudidas de este pasado Verano – aunque sus resultados en taquilla no fueran nada del otro mundo, sin tampoco fracasar por supuesto – fue ese reboot femenino de Cazafantasmas que tanto revuelo causó desde que se supo su rodaje hasta que se publicó el primer tráiler a principios de este año (y que sigue teniendo el record de votos negativos en YouTube). Y es que la nostalgia pesa mucho, como acaba de comprobar uno de los actores más queridos de la actualidad, Dwayne ‘antigua roca’ Johnson, con esta «secuela» tardía del Jumanji de 1995 que protagonizó el malogrado Robin Williams. Todos/as los que crecieron con esa película – a mí me pilló en plena adolescencia, aunque recuerdo perfectamente disfrutarla como un enano en un cine de mi localidad que ya ni existe – temblaban de pies a cabeza con la cinta que ya dirige Jake Kasdan (Sex Tape) y en la que aparecen junto a Johnson, Kevin Hart (repitiendo juntos tras la reciente Un espía y medio), Karen Gillan (Guardianes de la Galaxia) y Jack Black (que el año pasado nos trajo la recomendable y muy ochentera Pesadillas).

Dichos temores se hicieron realidad cuando ayer se publicó la primera instantánea de la cinta con su cuarteto protagonista en plena selva, a pesar de que hace un par de semanas Johnson dejaba ver a través de sus redes sociales (algo en lo que el actor es MUY adicto) de que guisa luciría su personaje, el Doctor Smolder Bravestone. Lo que sabemos de la película también se confirmó ayer, y encaja un poco con el aspecto (muy estereotipado) de los protagonistas: cuatro jóvenes encuentran un tablero de juego llamado Jumanji, quedando atrapados en su interior en una peligrosa partida en la selva que pondrá a prueba sus habilidades. De ahí, que dichos jóvenes tengan una apariencia completamente distinta a la suya propia, siendo un valiente aventurero (Johnson), la chica peleona (una Gillan muy Lara Croft), el experto del grupo (Black) y el payasete/patoso (Hart).

El nuevo Jumanji nos llevará a la aventura que vivió el personaje de Williams en la primera entrega durante los años que estuvo atrapado en el juego, y no a esa jungla en casa que tan bien quedó para el deleite del niño que todos aún llevamos dentro. Hasta Julio del año que viene que aterrice, habrá que ver si su primer tráiler – supongo a principios de 2017 – tiene los mismos (o más) votos negativos que las salvadoras de Nueva York. Y es que si algo funciona, es mejor no tocarlo (o arriesgarse, como ha sido el caso de Stranger things, lo mejor de este pasado Verano…….y no ha sido en cines).

1366_2000-1-1024x731