Empezamos por un director irregular y últimamente desaparecido: Brian De Palma. El firmante de la magistral «El Precio del Poder» o el inicio de la franquicia «Mission: Impossible» (cuando se trataban de películas de intriga y no del circo que montó John Woo en su secuela), se encuentra en fase de pre-producción del que podría ser su vuelta a los ruedos. Hablamos del thriller «The Key Man», género que domina muy bien el director, y que podría ser una recuperación del mejor cine negro que dominó las pantallas en los años 70, con títulos como «Los 3 días del Cóndor» o «French Connection». La historia trata sobre un padre soltero que debe huir del gobierno de los Estados Unidos porque su cuerpo contiene las respuestas a algunos secretos de seguridad nacional (¿el asesinato de Kennedy quizás?). La cinta de momento no cuenta ni con reparto ni con fecha de estreno.

Tony Scott , hermano de Ridley Scott, y director de películas de acción como «Imparable» o «Spy Game» (posiblemente su mejor trabajo), se va a encargar de llevar a cabo el remake de «Grupo Salvaje», un violento western dirigido en 1969 por Sam Peckinpah (que siempre tuvo problemas con la censura en sus estrenos), y protagonizada en su momento por William Holden, Ernest Borgnine y Robert Ryan.

Tras el éxito comercial de su peculiar versión de «Alicia en el País de las Maravillas», Tim Burton se encuentra inmerso en el rodaje de las que serán sus 2 próximas películas. La primera de ellas le reune de nuevo con su actor fetiche, el inconmensurable Johnny Depp, en «Dark Shadows», adaptación de una serie de terror gótico de los años 60, que cuenta la historia del vampiro Barnabás Collins (Depp) y sus idas y venidas con toda serie de criaturas imaginarias del mismo mundo terrorífico como hombres lobo, brujas y fantasmas. Le acompañan la esposa de Burton presente en todos sus films desde su unión Helena Bonham Carter, Christopher Lee que es otro habitual del director, Michelle Pfeifer (repitiendo tras «Batman Vuelve»), Eva Green («Casino Royale»), Jackie Earle Haley (el nuevo Freddy Krueger) y la revelación de «Kick Ass» Chloe Moritz. El otro proyecto cinematográfico del extravagante realizador es una adaptación de su propio corto «Frankenweenie», que realizó en 1984 y que ahora trabaja con Disney pero esta vez pasando de la imagen real a la animación. Contará con las voces en versión original de Winona Ryder, Martin Short, Catherine O’Hara y Martin Landau. Cuando el jóven Víctor pierde a su perro Sparky (protagonista en todas sus películas caseras de terror) en un accidente de coche, decide devolverle a la vida usando sus conocimientos en tales films de horror. Pero cuando el perro monstruo comienza a sembrar el terror en el corazón de sus vecinos, incluídos sus padres, Victor deberá convencerles de que a pesar de su indeseable aspecto, Sparky es el bondandoso amigo que siempre había sido.